Ordenanzas fiscales 2018

El PP presenta una alternativa a las ordenanzas municipales para frenar el “afán recaudador del tripartito”.


  • Antonia Alcalá: “El dinero de los oscenses no está para pagar los caprichos de nadie”.
  • Los ‘populares’ defienden “realismo, solidaridad y valor social” en la redacción de las ordenanzas.

10/10/2017 - Ayuntamiento de Huesca

El PP presenta una alternativa a las ordenanzas municipales para frenar el “afán recaudador del tripartito”.

Huesca, 10 de octubre de 2017.- El grupo municipal del PP ha hecho pública su propuesta de ordenanzas fiscales para 2018, uno de los puntales del presupuesto municipal y el que recae más directamente sobre los vecinos de Huesca. El objetivo de los ‘populares’ es “detener el afán recaudatorio del tripartito, porque el dinero de los oscenses no está ahí para pagar los caprichos de nadie”, afirma la concejala Antonia Alcalá. “Cada socio de gobierno vela exclusivamente por sus intereses”, añade la edil, “y no hay valor social ni sentido estratégico en los planes del tripartito.

El PP, en ese sentido, recuerda que el IBI habrá subido un 16% durante el mandato de Luis Felipe, lo que supone más de 7,6 millones de euros. “Con esa cantidad, un buen gobierno municipal podría haber resuelto muchas de las prioridades reales de Huesca”, apunta Alcalá.

“Lo cierto es que el tripartito necesita dinero con urgencia para pagar sus caprichos y sus errores, como los 740.000 euros que le costará a la ciudad la fallida remunicipalización de la limpieza viaria”. Los ‘populares’ temen que el mantenido aumento fiscal del tripartito frene a los inversores. “No solo pagaremos más sino que recibiremos menos”, afirma Antonia Alcalá.

La propuesta ‘popular’ supondría una rebaja del 4% en el IBI, el mayor impuesto municipal y que supone alrededor del 30% de sus ingresos. En lo que respecta al impuesto de vehículos de tracción mecánica, se reduciría una décima en todos los epígrafes.

Las tasas de agua y basuras se beneficiarían igualmente de rebajas “que tienen un claro objetivo social”, explica Antonia Alcalá. La bajada llegaría a alcanzar el 50% en el caso de las familias más desprotegidas.

Para la concejal ‘popular’, “la clave de nuestra propuesta es impedir que los impuestos y las tasas que pagamos los oscenses acaben financiando ocurrencias partidistas en el tripartito.

Lo prioritario es aliviar la presión fiscal, aumentar la solidaridad con los más desfavorecidos y lanzar mensajes de oportunidad al mundo empresarial, que es el auténtico motor de riqueza”