Crisis institucional en el Ayuntamiento de Zaragoza

Beamonte: “Si hay un responsable de que Santiesteve sea alcalde es Javier Lambán”


  • El presidente de los populares aragoneses afirma que Lambán y Santiesteve tienen un interés que “va más allá de los ciudadanos, y es mantener sus propias posiciones”
  • Afirma que la situación del Ayuntamiento demuestra que el pacto radical de izquierdas es un fracaso
  • Reitera la oferta al PSOE para alcanzar un modelo de financiación que cumpla con las especificidades de Aragón en cuanto a despoblación, dispersión y envejecimiento poblacional

13/02/2018 - Cortes de Aragón

Beamonte: “Si hay un responsable de que Santiesteve sea alcalde es Javier Lambán”

ZARAGOZA, 12 de febrero de 2018.- La crisis institucional y de inestabilidad que sufre la ciudad de Zaragoza es consecuencia directa de los pactos entre el PSOE y Podemos. “Si hay un responsable de que Santiesteve sea alcalde Zaragoza es Javier Lambán” afirmó esta mañana el presidente del Partido Popular de Aragón, Luis María Beamonte, minutos antes de presidir la reunión de su grupo parlamentario en las Cortes regionales.

El líder de los populares aragoneses apeló a la memoria de los zaragozanos cuando recordó que “el Partido Socialista no gobierna el ayuntamiento de Zaragoza porque no aceptaron un apoyo del Partido Popular para presidir ese Ayuntamiento”, en referencia al rechazo del PSOE a los votos del PP en 2015 para que Pedro Santiesteve no fuera alcalde de Zaragoza con la consecuencia, continuó, de que ahora “Lambán cambia un presupuesto por un sillón, y Santiesteve cambia un sillón por un presupuesto. Se han unido en la misma causa, en un interés que va más allá de los ciudadanos y que no tiene como base más que mantenerse en sus propias posiciones políticas.”

La situación del Ayuntamiento demuestra que el pacto radical de izquierdas es un fracaso, recalcó, y lo convierte en un interés común que viene afectando negativamente, desde que Javier Lambán accedió al Pignatelli pese a perder las elecciones, a la estabilidad política y a los intereses generales de la Comunidad Autónoma, entre los que se encuentra el diseño del modelo de financiación autonómica.

Beamonte vino a reclamar a PSOE y Podemos elevar su tono político cuando manifestó que “estoy convencido de que no va a haber un criterio, ese que se premió en 2009 con un gobierno de Zapatero donde precisamente si algo salía fortalecido era el elemento poblacional en detrimento de otras realidades como el coste efectivo de los servicios que es un elemento fundamental al que no vamos a poder renunciar.” En este punto el líder popular reivindicó la fortaleza de las regiones del interior “y no podemos permitir que el elemento poblacional sea el único sobre el que pivote, y habrá que tener en cuenta otras variables”, para lo que llamó a colaborar en un “esfuerzo por parte de todas las fuerzas políticas” y anunció que los populares presentarán un documento sobre financiación “para que los socialistas, si quieren, se sienten a negociar y podamos llegar a un acuerdo en financiación autonómica. No es posible la financiación autonómica sin la aportación, sin el consenso del Partido Socialista”

En referencia al almuerzo que ayer compartió con el Presidente del Gobierno y del Partido Popular, y los líderes regionales, reiteró la voluntad de Mariano Rajoy de seguir trabajando para solucionar los problemas que de verdad preocupan a los españoles como la unidad de España, el apoyo a las familias, la creación de empleo de calidad o el reto demográfico.

La reunión de los diputados regionales del Partido Popular de Aragón en la mañana de hoy se produce justo al inicio de la segunda parte del curso parlamentario ante un aumento de la inestabilidad institucional que el Gobierno presidido por Javier Lambán no sabe corregir, la incorrecta gestión de unas políticas sociales que pese a disponer de más presupuesto no acaban de mejorar la calidad de los servicios públicos o la evidente ausencia, por parte del Ejecutivo autonómico, de un mínimo proyecto político a medio plazo para los aragoneses.