Otra Manera de Hacer las Cosas. ‘Una Vida Mejor’.

Beamonte impulsará medidas de modernización en la Sanidad, la Educación y las políticas sociales, pilares del Estado del Bienestar


  • El líder del PP de Aragón afirma que “ya no basta con garantizar el bienestar, hay que ofrecer oportunidades”
  • Propone aprovechar el amplio margen de mejora de la calidad que existe en la sanidad pública aragonesa
  • En el ámbito educativo aplicará los criterios de calidad, inclusión y libertad
  • La calidad de la asistencia pasa por el apoyo y el fortalecimiento del Tercer Sector
  • Establece como responsabilidades ineludibles de su futuro Gobierno mejorar la situación de las mujeres, los discapacitados y las personas dependientes

14/05/2018 - Partido Popular de Aragón

Beamonte impulsará medidas de  modernización en la Sanidad, la Educación y las políticas sociales, pilares del Estado del Bienestar

Zaragoza, 14 de mayo de 2018-. Liderar la modernización en las políticas de bienestar para los aragoneses, porque ya no es suficiente que la Administración garantice plenamente la sanidad, la educación y la atención social. Hay que mejorar la calidad de estos tres servicios públicos, ampliar su oferta adaptándola a una realidad nueva, y preparar Aragón para afrontar con éxito un futuro más complejo pero más enriquecedor es el compromiso que adquirió esta tarde el líder del Partido Popular de Aragón, Luis María Beamonte, con numerosos representantes de entidades, asociaciones, fundaciones y colegios profesionales vinculados con el Tercer Sector.

El programa social del Partido Popular para los aragoneses, definido por el concepto ‘Una vida mejor`, es la continuación lógica del proyecto de crecimiento económico y de su propuesta de rebaja fiscal que presentó públicamente hace apenas dos semanas para el Gobierno que aspira a presidir tras las elecciones autonómicas de 2019, fundamentado en principios tan necesarios de reivindicar para la política como la moderación, la centralidad, el sentido común y el respeto al que piensa diferente.

“Las personas necesitamos una asistencia sanitaria acorde a nuestras necesidades, una educación de calidad y unos servicios sociales efectivos porque eso nos convierte en ciudadanos iguales”, comenzó Beamonte, y “estos tres pilares son el fundamento de una sociedad libre para crecer y prosperar”, teniendo además muy presente las peculiaridades propias de Aragón por el grado de envejecimiento y la dispersión de la población que, afirmó “no pueden ser un elemento discriminatorio”, por lo que defendió que el nuevo modelo de financiación autonómica tenga como factor determinante el coste de los servicios prestados.

Iniciativas en sanidad, educación y atención social de carácter público que el presidente del Partido Popular de Aragón consideró incompletas sin el valor añadido que presta el tejido asociativo en estas tres áreas, de las que destacó que “son innumerables las entidades sociales que efectúan un papel fundamental y sustitutivo de la Administración. Llegan donde otros no llegamos, y tenemos la obligación de darles cobertura”, y les invitó a participar de manera activa en la configuración del proyecto social de los populares para Aragón “porque una sociedad crece si trabaja con espíritu colectivo.”

EL USUARIO ES EL PROTAGONISTA DE LA SANIDAD

El proyecto sanitario planteado por Beamonte tiene como protagonista al usuario, al enfermo y sus patologías, y para conseguirlo calificó de fundamental el “trabajo de miles y miles de profesionales tanto de la atención primaria como hospitalaria. Es ahí, en los profesionales, donde nos tenemos que seguir apoyando para mejorar la gestión y la calidad”, afirmó, y se comprometió a recuperar el diálogo y el espíritu de negociación, a relanzar la carrera profesional, disminuir la eventualidad en el empleo, la realización de procesos selectivos y de movilidad voluntaria y a generar ofertas de empleo público periódicas. En suma, “reforzar a los profesionales, liberarlos de tareas burocráticas, desarrollar las Unidades de Gestión Clínica y abordar la gestión de las listas de espera -uno de los mayores problemas de la sanidad moderna- de manera integral y sistemática, mediante un análisis riguroso que permita reformas organizativas y de gestión.”

Además del respaldo incondicionado a los profesionales y la introducción de fórmulas de gestión que mejoren la calidad sin el aumento descontrolado del gasto, Luis María Beamonte aportó su visión sobre otro de los retos de la sanidad actual: la cada vez más deficiente situación de las infraestructuras aragonesas bien por su antigüedad, bien por su inexistencia ante la variación de la población asistencial de unas zonas a otras en el territorio. Por ello aprobará un plan específico para la atención Primaria “de tal forma que todas las Zonas Básicas de Salud de la Comunidad Autónoma, en un plazo de diez años, dispongan de un Centro de Salud moderno con capacidad suficiente para atender a la población asistencial correspondiente.” 

En cuanto a la atención Especializada, uno de los mayores fracasos de la presente legislatura “debemos desarrollar un programa de modernización y renovación de la alta tecnología de nuestros hospitales de referencia, apostando por el equipamiento más avanzado y de mayor uso diagnóstico y terapéutico”, y como ejemplo concreto propuso diferenciar el Hospital Materno Infantil del Miguel Servet, de forma que sea de referencia para todo el territorio aragonés.

La modernización de las instalaciones tendrá como tercera pata actuaciones en la red hospitalaria autonómica, con especial dedicación a Alcañiz y Teruel y, en la provincia de Huesca la reordenación de las prestaciones tanto en la capital como en las ciudades de Barbastro y Jaca, también en la provincia de Zaragoza con el Hospital de Calatayud.

Dos especialidades asistenciales con las que se comprometió de manera muy específica fue con la salud mental, que concretó en su intención de ponerla al mismo nivel asistencial que la atención Primaria y Especializada, además de poner en marcha un plan propio para la salud mental infanto-juvenil y, en segundo lugar, la atención al envejecimiento y a las enfermedades crónicas, como elementos que la sanidad pública deberá afrontar en los años próximos.

EDUCACIÒN BASADA EN LA CALIDAD, LA INCLUSIÓN Y LA LIBERTAD

El segundo pilar del bienestar de los aragoneses pasa, destacó el líder del Partido Popular, por la educación en cuanto que generadora de oportunidades vitales y palanca de futuro “sobre la que resulta obligado alcanzar un pacto lo antes posible. Educación basada en la calidad, la inclusión y la libertad. Esos son los tres ejes de nuestras propuestas”, para posteriormente añadir que “la educación pública es una de las principales garantías de igualdad, crecimiento y progreso. Lo defenderemos siempre, con firmeza. Educación pública de calidad para toda la población, igual que defendemos la libertad de elección de centro de los padres. Son principios básicos de nuestra Constitución.” Beamonte aplicará un modelo abierto, complementario entre lo público y lo privado, donde lo relevante será la adquisición de competencias clave como la comunicación lingüística, las matemáticas, las ciencias, la tecnología, la habilidad digital, las sociales y cívicas, el sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor y las diferentes expresiones culturales.

Es en este ámbito tan relevante para el desarrollo personal donde el líder de los populares aragoneses incidió en tres áreas, a su juicio, con un amplio margen de actuación que aprovechará cuando llegue al Gobierno de Aragón: la formación que recibe el profesorado que se comprometió a mejorar mediante un itinerario de formación permanente, la profesionalización de la función directiva y la innovación educativa; un apoyo decidido a la formación profesional cuya demanda social aumenta, para que los jóvenes puedan adquirir los conocimientos necesarios que el mercado laboral demanda; y la escolarización en el ámbito rural, donde elaborará un Plan Educativo propio con iniciativas para la estabilización de plantillas y la formación de prácticas de magisterio en los pequeños municipios.

La Universidad fue también referenciada de manera especialmente comprometida en la intervención de Luis María Beamonte. No sólo como instrumento en la formación superior sino, sobre todo, como Institución “donde debemos desarrollar la esencia investigadora porque el talento de la sociedad aragonesa es un hecho, y la incentivación de los jóvenes talentos pasa por la Investigación, e investigar es invertir en futuro y aquí la Universidad es esencial y fundamental. Recuperando el talento, atrayendo docentes e investigadores, preparando a nuestros jóvenes para el futuro.”

UNA VIDA MEJOR EN LA ATENCIÓN SOCIAL 

La última parte de la intervención del presidente del Partido Popular de Aragón en el foro ‘Una vida mejor’, la destinada a políticas sociales, le permitió explicar el cambio de concepto que acometerá cuando acceda al gobierno de la Comunidad Autónoma, porque ”las políticas del bienestar no pueden quedarse en un subsidio. Las políticas del bienestar deben contribuir a que las personas tengan oportunidades”, y el argumento que lo sustenta es “la creación de empleo porque permite a las personas crecer en expectativas, y, a la vez, el empleo mueve la economía y posibilita el sostenimiento real del Estado de Bienestar.”

El detalle de este nuevo enfoque del bienestar que han de procurar las Administraciones públicas beneficiará a los grupos sociales que actualmente sufren mayor desigualdad y las mujeres, la mitad de la población aragonesa, constituyen una prioridad. Por eso Beamonte pondrá en marcha un Plan Integral contra la Violencia Intrafamiliar, complementario al de protección contra la violencia de género, y, un segundo proyecto de carácter transversal de respaldo a la mujer en su faceta de madre que, en ningún caso, puede seguir constituyendo un obstáculo en su desarrollo profesional. Una situación especialmente crónica en los pequeños municipios y que el líder de los populares aragoneses cambiará a partir de 2019.

Mejorar sustancialmente la atención a la discapacidad en sus diferentes tipologías fue otro de los compromisos formales adquiridos esta tarde a través de objetivos clave como fomentar el empleo, potenciar la autonomía personal y mayores beneficios fiscales bajo el paraguas de la aprobación de una Estrategia de Igualdad de Oportunidades y no Discriminación. Beamonte quiso enlazar lo anterior con la atención a las personas dependientes pero con un planteamiento renovador respecto al actual que consistirá en la generación de empleo estable en el ámbito de la dependencia, el mantenimiento de las deducciones, exenciones y bonificaciones legalmente permitidas por el cuidado de dependientes y para otras acciones relacionadas con la Dependencia, así como promover la atención preferente a los menores dependientes y sus familias.

BIENESTAR Y OPORTUNIDADES

Son los dos conceptos básicos sobre los que pivota la propuesta ‘Una vida mejor’, porque “ser social tiene que ver con aplicar políticas encaminadas a una vida mejor para las personas” afirmó Beamonte que legítimamente recordó que “el Partido Popular ha contribuido durante los últimos 40 años a asentar el modelo de convivencia del que nos dotamos todos, juntos”, bajo un prisma positivo y de propuestas.

“En nuestra organización está representado el conjunto de la sociedad española y aragonesa, es la organización más transversal que hay en el arco parlamentario. Estamos en disposición, de la mano de todos ustedes de construir Aragón. De convertirnos en una comunidad fuerte, solidaria, responsable y dinámica, que crezca mucho más y con más oportunidades para todos”, concluyó su intervención.