Sucesiones

El Partido Popular logra una mejora en la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que beneficiará al conjunto de los aragoneses


  • Se bonificará en un 65% la adquisición de vivienda habitual del fallecido por parte del cónyuge, descendientes y ascendientes; compatible con la reducción de 500.000 euros
  • La reducción de herencias entre hermanos pasará a ser en Aragón de 15.000 euros
  • Se bonificarán las Donaciones en un 65% hasta 500.000 euros
  • Habrá reducciones por adquisición, mortis causa, sobre empresa individual, negocio profesional o participación en entidades

 


15/06/2018 - Partido Popular de Aragón

El Partido Popular  logra una mejora en la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que beneficiará al conjunto de los aragoneses

Zaragoza, 15 de junio de 2018-. El Partido Popular de Aragón ha alcanzado un principio de acuerdo con el PSOE para mejorar el proyecto de Ley de Reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Con el acuerdo se busca beneficiar al conjunto de los aragoneses y paliar la elevada carga impositiva que hemos venido soportando durante los últimos tres años.

El presidente del PP de Aragón, Luis María Beamonte, ha explicado esta mañana que “en Aragón hay margen para acometer una revisión global del sistema impositivo y ese es nuestro compromiso para la próxima legislatura. El acuerdo alcanzado hoy con el PSOE mejora sustancialmente el proyecto de Ley presentado inicialmente por el Gobierno y además cuenta con los votos necesarios para salir adelante. Para el Partido Popular el objetivo es aliviar la presión fiscal de los aragoneses y ese ha sido el motivo que nos ha llevado a dialogar y alcanzar este principio de acuerdo”.

Así, el proyecto de Ley incluirá la bonificación del 65 por ciento sobre la cuota para la adquisición de vivienda habitual del fallecido por parte del cónyuge, descendientes y ascendientes, siempre que el valor de  la vivienda no supere los 300.000 euros.  Esta bonificación es compatible con la reducción de 500.000 euros.
 
Además, el Partido Popular ha logrado una mejora en las herencias entre hermanos, al elevar la reducción establecida en la legislación estatal, fijada en 7.993,46 euros, hasta 15.000 euros.

Otro de los puntos importantes del acuerdo tiene que ver con Donaciones, que había quedado fuera del proyecto de Ley presentado por el Gobierno. Ahora el PP ha incluido una bonificación del 65 por ciento en Donaciones con el límite de 500.000 euros en la base imponible. De esta manera se recupera donaciones para hijos y cónyuges y se suprimirán los excesos de contratos de préstamos personales entre padres e hijos.

El último punto del acuerdo tiene que ver con la reducción por la adquisición, mortis causa, sobre empresa individual, negocio profesional o participaciones en entidades. El PP ha conseguido que se eliminen las limitaciones a empresas que coticen en bolsa; además en el caso de participaciones en entidades se reduce del 20 al 10 por ciento el porcentaje de control que debe tener la familia (hasta cuarto grado). 

El presidente del PP de Aragón ha explicado que el objetivo de los populares es que la entrada en vigor de estas medidas se produzca con efectos de octubre de este mismo año.

ACUERDO PARA EVITAR AGRAVIOS

Luis María Beamonte se ha mostrado “relativamente satisfecho” con este acuerdo porque “se ha avanzado mucho respecto a la propuesta inicial y porque es positivo para fortalecer el valor de diálogo, restablecer la normalidad parlamentaria y sobre todo, porque beneficia a los aragoneses evitando el agravio que sufríamos con respecto a otros españoles”.

No obstante, Beamonte ha recordado que la propuesta fiscal del PP pretende bonificar Sucesiones y Donaciones al 99 por ciento, suprimir el impuesto de Patrimonio y acometer una reforma del tramo autonómico del IRPF, sobre todo para las rentas más bajas. “Hemos alcanzado un acuerdo con el PSOE, pero no renunciamos a aplicar un sistema impositivo justo para el conjunto de los aragoneses, algo que acometeremos en 2019 cuando alcancemos el Gobierno de la Comunidad Autónoma”, ha explicado Luis María Beamonte.