Atención Social

Las Cortes apoyan la propuesta del PP para combatir la soledad de los mayores


  • En Aragón 83.000 ancianos viven solos
  • Ampliar la teleasistencia y la ayuda domiciliaria, programas institucionales de acompañamiento o vincular al voluntariado, algunas de las propuestas de la portavoz popular, Ana Marín

12/09/2018 - Cortes de Aragón

Las Cortes apoyan la propuesta del PP para combatir la soledad de los mayores

Zaragoza, 12 de septiembre de 2018-. Las Cortes de Aragón respaldaron esta mañana una propuesta legislativa del Partido Popular para combatir la soledad que afecta a las personas mayores que viven solas. La iniciativa, defendida por la portavoz de Asuntos Sociales, Ana Marín, compromete al Gobierno de Lambán a seguir aumentando las ayudas domiciliarias y de teleasistencia, a poner en marcha programas institucionales de acompañamiento para personas mayores que viven solas, a fomentar el voluntariado y, finalmente, a difundir mediante campañas de sensibilización social esta situación de vulnerabilidad que en Aragón afecta a 83.000 ancianos.


La cifra de personas mayores de 65 años que viven solas creció en Aragón un 41%, apuntó Marín “y no es una soledad buscada o querida. Es una soledad impuesta, triste, una soledad a la que ha empujado la realidad social de hoy, la ruptura de los lazos tradicionales que había en nuestra sociedad”. Una situación a la que contribuye “el envejecimiento de nuestra población, ese fenómeno que presenta una curva ascendente y una pirámide de población invertida”, y que según la diputada popular tiene una especial incidencia en el medio rural.


Organizaciones como Cruz Roja, Médicos del Mundo, el Teléfono de la Esperanza y la Fundación Desarrollo y Asistencia vienen alertando sobre el avance sustancial que, durante los últimos años, está alcanzando el número de personas mayores afectadas por la soledad y, lo que resulta más grave, las que fallecen sin compañía. 

  
MEDIDAS CONCRETAS PARA IMPLEMENTAR EN ARAGÓN


Las medidas propuestas por Ana Marín, que en su mayoría corresponde implementar al Gobierno de Javier Lambán, pasan por afrontar el problema desde distintas perspectivas.


El servicio de teleasistencia actualmente cuenta con 20.000 usuarios en Aragón “y junto con la asistencia domiciliaria han demostrado ser unas muy buenas herramientas para combatir la soledad y sus consecuencias, por lo que resulta obligado que el Ejecutivo aragonés siga en la línea de ampliar presupuestariamente y territorialmente este servicio, así como mejorar sus prestaciones.”
Un segundo punto aprobado por las Cortes fue explorar la aplicación del modelo de viviendas compartidas, que ya funciona con regularidad en algunos países europeos y en modo de prueba en algunas comunidades autónomas, para que aquellos mayores que viven solos y no desean hacerlo puedan encontrar compañeros de piso, normalmente jóvenes. “No es una medida que se aplique de hoy para mañana, lo entendemos, pero se debe empezar a trabajar en ella y estamos seguros que dará los resultados esperados”, enfatizó la diputada.    


La acción del voluntariado fue otra de las áreas que Marín consideró fundamentales para luchar contra la soledad de las personas mayores, si bien advirtió la necesidad de que el Ejecutivo autonómico se implique y ayude económicamente a las organizaciones no gubernamentales, ante la insuficiencia de recursos que habitualmente sufren. Y la prevención dentro del sistema sanitario, como un aspecto más a tener en cuenta, pues las consultas de Atención Primaria actúan como termómetro para conocer la situación personal de cada mayor e indicar el momento en el que hace falta la actuación de la Administración.