NNGG Aragón

Los jóvenes del Partido Popular de Aragón piden a los responsables universitarios que no cedan espacios públicos para una consulta contra la monarquía parlamentaria.



12/12/2018 - Nuevas Generaciones

Los jóvenes del Partido Popular de Aragón piden a los responsables universitarios que no cedan espacios públicos para una consulta contra la monarquía parlamentaria.

Zaragoza, 12 de diciembre de 2018.- Nuevas Generaciones del Partido Popular de Aragón solicita a los responsables universitarios que no cedan espacios públicos para la realización de la misma y pide a la Universidad que garantice la neutralidad institucional del espacio universitario, ante la “consulta sobre la forma de Estado” alentada hoy por Podemos y otros grupos de extrema izquierda en la Universidad de Zaragoza.

La presidenta de la organización juvenil, Tatiana Gaudes, considera que es una enorme irresponsabilidad permitir este tipo de actuaciones dentro del espacio universitario, ya que lo único que se consigue es falsear la democracia con una supuesta consulta que no cuenta con ninguna garantía. La Universidad, que es parte del Estado y tiene el deber de lealtad con el mismo, no puede prestarse a esta operación.

Además, añade que esta consulta se pretenda hacer porque sus promotores saben que no cuentan ni con apoyo parlamentario, ni con un apoyo mayoritario de los españoles para llevarla a cabo. La monarquía parlamentaria fue ampliamente refrendada por el pueblo español en 1978, y es un sistema que compartimos con muchos de los países más avanzados del mundo, plenamente democrático y que nos ha permitido 40 años de progreso y bienestar.

Desde NNGG animamos a sus promotores a preocuparse por temas que de verdad preocupan a los universitarios españoles, como mejorar el sistema educativo o exigir una vinculación más efectiva entre la formación y la demanda de nuevos empleos, que se están generando con la incorporación de las nuevas tecnologías en los sistemas productivos.

Por todo esto desde Nuevas Generaciones de Aragón pedimos al Rector de la Universidad de Zaragoza que sea capaz de mantener la neutralidad ideológica de la Universidad, que debe permitir la expresión de todas las opiniones y su respeto a las mismas, pero no ceder recursos públicos para maniobras contra las instituciones que se sitúan fuera de los procedimientos legales previstos.