Sesión de control al Gobierno

Beamonte: “Lambán y Sánchez son nocivos para los turolenses”


  • El líder del PP aragonés censura las críticas del jefe del Ejecutivo autonómico a los turolenses que se manifestaron en defensa de sus derechos
  • Afirma que Lambán ha creado “emergencia rural” al cerrar consultorios, por la ausencia de especialistas médicos, la falta de mantenimiento de carreteras o la lentitud en la tramitación de las ayudas del FITE

22/02/2019 - Partido Popular de Aragón

Beamonte: “Lambán y Sánchez son nocivos para los turolenses”

Zaragoza, 22 de febrero, 2019.- “Sr. Lambán, su Gobierno y el de Sánchez han sido nocivos para la provincia de Teruel” afirmó esta mañana Luis María Beamonte durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo en el pleno de la Cámara, “pero no se preocupe que pronto habrá situación para poder cambiarla, para poder revertirla, situación para poder decir que hay más Teruel, que hay más oportunidades porque habrá un cambio de Gobierno pronto”.

El líder de los populares recordó que ha sido en la presente legislatura, con un Gobierno socialista al frente de la DGA y la colaboración de otro Ejecutivo del mismo signo en La Moncloa, cuando los turolenses en más ocasiones se han visto obligados a manifestarse en la calle para defender los derechos que los socialistas han comprometido, y citó dos ejemplos: la manifestación en mayo de 2018 celebrada en Zaragoza que bajo el lema ‘Salvemos Teruel’ congregó a 40.000 personas que reivindicaron mayor atención del Gobierno Lambán a la provincia, y una segunda hace apenas dos semanas que reunió a 10.000 manifestantes por las calles de la capital turolense para reclamar una sanidad pública de calidad.

Beamonte recalcó la incapacidad del Gobierno Lambán para entender a los turolenses, primero al calificar de ‘romántica’ la masiva movilización de 2008 y ahora al aseverar literalmente respecto a la última de febrero que ‘no había motivaciones reales para esa convocatoria’, como declaró el presidente del Ejecutivo. Unas desafortunadas afirmaciones que el líder de los populares definió como “desprecio” a los ciudadanos que se expresan libremente. 

“Lo que para ustedes era una emergencia social lo han convertido ustedes en una emergencia rural”, afirmó, en referencia a los problemas surgidos como consecuencia directa de la desatención de las administraciones autonómica y nacional con la provincia en ámbitos como la escasa diligencia en la tramitación de las ayudas del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE), el inexistente mantenimiento de la red de carreteras autonómicas, la ausencia de especialistas médicos y el cierre de consultorios en pequeños municipios, o la pasividad y dilación demostrada frente a la amenaza del cese de la actividad minera cuya respuesta gubernamental se produce “sin tiempo, sin presupuestos generales del Estado y que suena un poco a cantos de sirena”. 

También aludió el presidente de los populares aragoneses, como elemento agravante, a la deficiente gestión de los recursos públicos que tradicionalmente acompaña a los gobiernos del Partido Socialista al recordar a la Cámara que “dos veces ha tenido que sacar el Partido Popular a España de la crisis en la que ustedes nos metieron” y, en el caso concreto de Aragón pese a disponer de 1.279 millones de euros más en el presupuesto “han sido incapaces de solucionar los problemas que le demandaba la sociedad turolense, e incluso le puedo decir que en algún caso se han incrementado”.