Comisión de Sanidad

Marín: “Hemos perdido la confianza en la gestión sanitaria del Gobierno Lambán”


  • Advierte de otros cuatro años con más listas de espera, retrasos en la construcción de hospitales y centros de salud, recortes de horarios y servicios en los consultorios y abandono de los profesionales
  • La portavoz popular de Sanidad afirma que el deterioro en la calidad asistencial afecta especialmente a los habitantes de los pequeños y medianos municipios

17/09/2019 - Cortes de Aragón

Marín: “Hemos perdido la confianza en la gestión sanitaria del Gobierno Lambán”

Zaragoza, 17 de septiembre, 2019.- La continuidad de la misma titular al frente del Departamento de Sanidad lejos de suponer una ventaja significará enquistar los problemas que padece la asistencia sanitaria pública aragonesa. Así resumió esta tarde la portavoz de Sanidad del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Ana Marín, el horizonte para los próximos cuatro años que espera a los usuarios de la comunidad autónoma, y manifestó que “hemos perdido la confianza en la gestión del Gobierno de Aragón, simple y llanamente porque esa gestión en estos últimos cuatro años ha sido inexistente. Nos encontramos con los hospitales de las capitales de provincia y de las ciudades más grandes de Aragón colapsados y sin especialistas. Nos encontramos las listas de espera desbordadas y desorbitadas, sólo en la provincia de Huesca las listas de espera quirúrgicas se han disparado a un 80%. Nos encontramos con infraestructuras que un día se prometieron paradas, abandonadas como por ejemplo las Urgencias del hospital san Jorge de Huesca, la ampliación del Royo Villanova o el centro de salud del barrio de Jesús. Y nos encontramos con infraestructuras de vital importancia para nuestra comunidad con un gran retraso en su construcción, como son los hospitales de Teruel y de Alcañiz”. 
Son solo algunos de los ejemplos que esta tarde, durante la comparecencia de la consejera de Sanidad ante la comisión parlamentaria correspondiente de las Cortes de Aragón, exhibió Marín para confrontar la intervención excesivamente conformista de la representante del Gobierno Lambán. 

Pero donde más incidió la diputada popular fue en el desamparo que sufren los aragoneses que han elegido vivir en los pequeños y medianos municipios, donde la degradación en la calidad de la asistencia sanitaria se ha incrementado, “con un medio rural abandonado, consultorios cerrados, consultorios con reducciones de horario, facultativos colapsados, sin vacaciones, sin descanso y lo que es peor, sin el menor de los agradecimientos. Este verano hemos visto como se han cerrado, todavía hoy está cerrado, el consultorio de la localidad de Gurrea de Gállego, o cómo han reducido horarios la gran mayoría en la provincia de Teruel como pueden ser en las localidades de Estercuel o Libros, pero también en otras localidades de Zaragoza y de Huesca”, una situación que Ana Marín no dudó en calificar de “emergencia sanitaria rural”.

La ineficacia en la gestión de la consejería que dirige Ventura, relató la diputada, afecta también de manera negativa a la relación de la Administración autonómica con los profesionales sanitarios, con la reaparición de protestas a través de los ‘viernes negros’, sobre los que dijo, “el Departamento de Sanidad no se ha molestado ni tan siquiera en contestar, en hablar con los profesionales, en sentarse con ello, en dialogar. Es lo mínimo que se puede pedir y a fecha de hoy aún no lo ha hecho”, o con la paralización al desarrollo de la carrera profesional, la ineficacia demostrada en dar salida a las plazas de difícil cobertura o en aprobar un plan de empleo para facultativos y enfermería.

Ana Marín emplazó a la consejera a no desdeñar el apoyo del Partido Popular para “trabajar juntos para mejorar la situación de la sanidad aragonesa, y para que esa confianza se pueda recuperar, por el bien de todos, puesto que la salud y su gestión a todos nos afecta”.