#PlenoAragón

Susín denuncia la pésima gestión presupuestaria del Gobierno Lambán


  • El Ejecutivo autonómico sólo había invertido uno de cada tres euros en los siete primeros meses del año
  • Ha paralizado obras de mejora y construcción de centros de salud, colegios, hospitales, carreteras y regadíos

 


19/09/2019 - Cortes de Aragón

Susín denuncia la pésima gestión presupuestaria del Gobierno Lambán

Zaragoza, 19 de septiembre de 2019.- En los siete primeros meses del año el Gobierno de Javier Lambán solo invirtió 49 millones de euros de los 192 globales de los que dispone para todo el ejercicio 2019, apenas uno de cada tres euros. Una gestión presupuestaria especialmente deficiente en términos generales pero que adquiere cierto tono de gravedad porque esa ineficacia en la administración del dinero público afecta a la construcción y mejora de colegios, a la puesta en marcha de centros de salud y hospitales, a inversiones para garantizar el bienestar de personas mayores y dependientes, o al mantenimiento de la red de carreteras autonómicas, entre otras.

Unos datos que la portavoz de Hacienda del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Carmen Susín, obtuvo del último informe oficial del Gobierno autonómico y que utilizó durante la sesión plenaria celebrada esta mañana para dejar en evidencia el bajo nivel de ejecución presupuestaria del Ejecutivo. Nada nuevo por otra parte, pues en 2018 la misma administración dirigida por Javier Lambán dejó sin gastar un 15% del presupuesto destinado a inversión. 

El problema añadido para 2019, aseguró la diputada, es que el gobierno presidido por el Partido Socialista ni siquiera presentó su presupuesto lo que obligó a la reglamentaria prórroga que está derivando en serias limitaciones a la capacidad de gasto. “Se perdió mucho tiempo durante toda la legislatura pero la prórroga presupuestaria ha dado la puntilla a muchas de estas infraestructuras. Pero si los edificios pueden esperar, lo que no sé si pueden esperar son las infraestructuras de las que depende nuestro medio rural o los proyectos económicos”, para referirse a la dejadez demostrada con las inversiones necesarias para el sostenimiento del territorio. 

La portavoz popular de Hacienda concretó con ejemplos las afecciones negativas de la gestión presupuestaria cuando preguntó al responsable de la Hacienda autonómica “¿Qué ritmo llevan los hospitales de Teruel y Alcañiz?, ¿qué ritmo de inversión llevan?, ¿Se van a cumplir los plazos previstos antes que por cálculos electorales y en beneficio del Sr. Lambán se decidiera prorrogar el presupuesto? Sr. Pérez Anadón, ¿en qué estado de tramitación están los centro de Valderrobres y Barbastro, o la reforma del bloque quirúrgico de Calatayud? Porque estas obras se tramitaron de forma anticipada para salvar la prórroga presupuestaria y ahí siguen”.

La ineficacia gestora del Gobierno Lambán también se extiende, señaló la diputada, al retraso en la construcción y modernización de varios colegios e institutos, como por ejemplo “al rio Sena de Miralbueno, al nuevo colegio de Alfajarín, a la segunda fase del instituto de La Puebla de Alfinden, al IES de Cuarte de Huerva, al aulario de Infantil de Cariñena, al de Primaria de Zuera, al comedor del colegio de Sedaba, a la ampliación del colegio de Bujaraloz o al gimnasio del CEIP de Borja”.

En el ámbito de sostenimiento del territorio la administración autonómica presidida por los socialistas no invirtió ni un solo euro en el tramo que une Ligüerre de Cinca con Mediano, cero euros de ejecución presupuestaria también en la vía que enlaza el límite provincial de Zaragoza y Navarra con Ejea de los Caballeros, sin inversión en los regadíos sociales de Sarrión, en el camino de La Alfranca, en pistas forestales o en refugios de montaña.   

LOS DATOS OFICIALES QUE EVIDENCIAN LA INEFICACIA

Todos los proyectos anteriores son la cruz de unas cifras concretas que la portavoz popular desveló a la Cámara. A 31 de julio pasado de los 192 millones de euros presupuestados para inversiones el Gobierno Lambán apenas había abonado 49 de los 58 comprometidos, sólo se había gastado el 18% del capítulo de inversiones correspondiente al Departamento de Servicios Sociales, el 39% de lo previsto para carreteras y vertebración del territorio, el 12% en el Departamento de Desarrollo Rural, el 13% en Innovación, el 23% para Sanidad o el 50% en Educación.