#PlenoAragón

El PP constata las contradicciones internas del Gobierno respecto al ICA


Ramón Celma reprocha al Ejecutivo Lambán priorizar sus intereses de partido frente al interés general 

 
Un 66% de los aragoneses pagan un 33% más que la media de los españoles en impuestos medioambientales como consecuencia del ICA 
Ramón Celma reprocha al Ejecutivo Lambán priorizar sus intereses de partido frente al interés general 
Un 66% de los aragoneses pagan un 33% más que la media de los españoles en impuestos medioambientales como consecuencia del ICA 

24/10/2019 - Partido Popular de Aragón

El PP constata las contradicciones internas del Gobierno respecto al ICA
Zaragoza, 24 de octubre de 2019.- Ramón Celma, portavoz de Agricultura y Medio Ambiente del Partido Popular en las Cortes de Aragón, acusó esta mañana al Gobierno Lambán de pensar primero en sus intereses políticos y después en los ciudadanos, y lo hizo a cuenta de las continuas contradicciones internas relativas al Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) que sacuden a los partidos que conforman el Ejecutivo. Una incoherencia cuya consecuencia directa es, tal y como explicó el diputado popular, que un 66% de los aragoneses estén obligados a pagar un 33% más de media en impuestos medioambientales que el resto de los españoles.
 
En un lado de la ecuación Podemos que hasta que llegó al Ejecutivo abogaba claramente por la erradicación del impuesto y la insumisión fiscal, en la otra parte el Partido Aragonés que lo defendió con decisión hasta que recientemente se integró en el Gobierno autonómico, y en una tercera situación imposible el Partido Socialista que evita decantarse hacia un lado u otro para no crear tensiones en el frágil equilibrio institucional.
 
Es la descripción que realizó el parlamentario del Partido Popular y que refrendo al recordar que “la que hoy es su directora general de Cambio Climático dijese cosas como que ‘el ICA nació para ocultar el despilfarro del Plan de Saneamiento’, que por cierto puso en marcha el Gobierno PSOE-PAR”, en clara referencia a la exdiputada de Podemos, Marta de Santos, especialmente crítica con el ICA y el Gobierno Lambán cuando aún no formaba parte del Ejecutivo.
 
Esta mañana, durante la sesión plenaria celebrada en las Cortes de Aragón, Celma reclamó al consejero de Agricultura aunar criterios para bajar la carga impositiva a los aragoneses a niveles similares a la media española cuando le pregunto si “les preocupa realmente que estemos pagando por encima de la media, también en impuestos medioambientales, el ICA, por encima de la media de toda España que seamos los antepenúltimos también gracias a este impuesto, al ICA”. 
 
Abundó además en la paradoja que supone que miles de habitantes de varios municipios aragoneses estén pagando por un servicio, el de depuración de las aguas, del que están excluidos porque carecen de instalaciones de depuración. Y aún más, que los ayuntamientos tengan que pagar multas por contaminar cuando no tienen la posibilidad de depurar sus aguas al ser una competencia asumida por la Administración de la Comunidad Autónoma.
 
Un problema sin resolver y enquistado, que a juicio de Ramón Celma el Gobierno Lambán dilata innecesariamente y al que urgió a “no aplazar por más tiempo” porque, además, “crea inseguridad jurídica” y consideró lógica la confusión generada en los ciudadanos cuando “los miembros del Gobierno están cambiando de criterio cada dos días”.
 
UNA APLICACIÓN DEL IMPUESTO CUESTIONADA EN LA CALLE Y EN EL PARLAMENTO
 
Coincidiendo con la época de recaudación del ICA que estas semanas tramita el Gobierno de Aragón, el debate volvió a las Cortes con el trasfondo de 100.000 contribuyentes que se negaron a pagarlo en primera instancia durante 2017 y más de 1.600 quejas ante la Junta de Reclamaciones Económicas-Administrativas de Aragón.
 
El Partido Popular, que defendió la necesidad del impuesto, siempre ha manifestado su rechazo a cómo lo aplicó el gobierno del Partido Socialista al entender que desvirtuaba su motivación original de ‘quien contamina paga’ para sustituirla por un instrumento fundamentalmente orientado a la recaudación. Por eso, ya desde la pasada legislatura, los populares plantearon un cambio en el impuesto para reducir su impacto en las clases medias y, en segundo lugar, para situarlo en el entorno de figuras fiscales similares que existen en el resto de ciudades españolas.