Presupuestos Aragón 2020

Vaquero: “Son los presupuestos de más deuda, más déficit, más paro y menos inversión”


• La cuentas del Gobierno Lambán siguen aplazando las inversiones en centros de salud y colegios

• El proyecto del Ejecutivo está basado en previsiones económicas y de ingresos irreales y obvia la desaceleración

• La portavoz adjunta del PP anuncia que presentarán enmiendas para bajar los impuestos, terminar las instalaciones educativas y sanitarias pendientes y luchar contra la despoblación


12/11/2019 - Partido Popular de Aragón

Vaquero: “Son los presupuestos de más deuda, más déficit, más paro y menos inversión”
Zaragoza, 12 de noviembre de 2019.- Los populares aragoneses consideran que el proyecto presupuestario de Javier Lambán para 2020 es la receta equivocada para combatir la situación de dificultades económicas actual y de los próximos años. De hecho, el presupuesto sólo tiene en cuenta las necesidades particulares de los partidos que integran el Gobierno de Aragón, afirmó esta mañana su portavoz adjunta en las Cortes regionales, Mar Vaquero, cuando afirmó que “lo que tenemos claro es que estos presupuestos se aprobarán, por pura necesidad del gobierno, por pura necesidad de mantener unidos a ese gobierno de supervivencia”.
 
Ninguna de las tres condiciones mínimas que debe contemplar un proyecto presupuestario se cumple a juicio de la parlamentaria popular, porque las cuentas públicas aprobadas ayer en el Consejo el Gobierno no ayudan a generar actividad económica, tampoco favorecen la creación de empleo y no mejoran la calidad del Estado del bienestar.
 
Un aumento del presupuesto sobre el papel, pero una minoración generalizada en la calidad de los servicios públicos debido una gestión especialmente deficiente e ineficaz del dinero público lastrada, además, por la ausencia constante de inversión “es imposible que haya reactivación de la economía, es imposible que haya creación de empleo, es imposible que haya recursos para el mantenimiento del Estado del bienestar si no hay inversión, y la inversión en estos presupuestos vuelve a estar desaparecida”.
 
Frente a esta propuesta ineficaz y fallida desde su inicio, el Partido Popular presentará durante el trámite parlamentario una alternativa centrada en la bajada de impuestos para impulsar la actividad económica, el aumento de la inversión en infraestructuras en comunicaciones pero también en nuevos colegios y centros de salud, y una batería de iniciativas para combatir la despoblación.
 
PRESUPUESTOS FALSEADOS
 
Para la portavoz popular resulta difícil de entender la supuesta reactivación económica anunciada por el Gobierno como consecuencia del empuje presupuestario cuando los datos manejados no son reales.
 
“Estos presupuestos prevén una estimación de crecimiento del 1’9%, muy por encima del 1’6% que se ha previsto por la Airef, o previsto por el último informe presentado por el BBVA”, afirmó, cuando además obvia informes de coyuntura negativos como el índice de competitividad regional que sitúa a Aragón “entre las tres comunidades autónomas que están menos capacitadas para generar una actividad y un entorno que consiga retener y atraer empresas”, cuando no reconoce que sólo un 10% de las empresas que abandonaron Cataluña recalaron en Aragón, o mientras obvie que se está acelerando la destrucción de empleos con 5.700 parados más, sólo en los últimos cuatro meses.
 
Dentro del positivismo irreal que se extiende por el proyecto presupuestario del Gobierno Lambán la portavoz popular llamó la atención sobre la previsión de aumento de los ingresos para 2020, y advirtió que “si esa mayor recaudación no puede provenir de unas mejores condiciones económicas, de una atracción de empresas, de una más responsable y sólida actividad económica e industrial, sólo podemos entender que la intención de este Gobierno es subir impuestos”.
 
La bandera ideológica de las políticas sociales tampoco sale especialmente favorecida en las cuentas públicas de 2020. Un 60% del presupuesto destinado a sanidad, educación y bienestar afirman, cuando el último gobierno del Partido Popular destinó idéntico porcentaje y garantizó los servicios públicos pese al desplome en los ingresos. Obras pendientes y socialmente muy demandadas no se realizarán, y como destacó “sorprendentemente desaparecen todas las infraestructuras sanitarias previstas en los presupuestos de 2018”, que quedan reducidas a tapar la desinversión en los hospitales de Alcañiz y Teruel y a concluir los centros de salud del barrio Jesús y de Los Olivos cuyo retraso suma varios años.
 
Idéntica situación de infradotación presupuestaria sufre la construcción y modernización de los colegios e institutos, “nuestros hijos seguirán inaugurando centros, pero centros que van a seguir consistiendo en aulas prefabricadas. Esas son las infraestructuras o equipamientos que se van a seguir inaugurando, porque es imposible que con este presupuesto se pueda dar cumplimiento a este plan de infraestructuras”, a lo que se añade otro año más la presupuestación insuficiente para pagar las nóminas de los profesores de la educación concertada.
 
Tampoco se incrementan las partidas destinadas a las acciones de bienestar, señaló Mar Vaquero, que recordó que “vuelve a bajarse la dependencia. Medio millón de euros menos a la dependencia que si lo unimos además a las rebajas en las cotizaciones a la Seguridad Social de los familiares que se encargan de cuidar a esos dependientes es obvio que no va a estar suficientemente cubierta la dependencia”, un déficit que también sufrirán las políticas de igualdad, de transparencia, formación o participación ciudadana y que además afectará de manera severa a las leyes sociales aprobadas en la pasada legislatura que carecen de dinero para desplegarse.
 
LA ATERNATIVA DEL PP FRENTE AL RODILLO DE LA IZQUIERDA
 
La diputada popular anunció que su partido presentará sus propuestas presupuestarias a través de enmiendas, si bien se mostró consciente de que los partidos de izquierda acompañados del Partido Aragonés aplicarán el rodillo parlamentario, “no renunciaremos a presentar esas enmiendas que ofrezcan a los aragoneses que hay una alternativa a este modelo que nos presenta el Gobierno de Aragón con estos presupuestos”.
 

Una alternativa que pasa fundamentalmente por bajar los impuestos a las clases medias para compensar la subida generalizada aplicada por los socialistas, agilizar la construcción de los centros de salud, hospitales, colegios e institutos que acumulan años de retraso injustificado en su puesta en funcionamiento, y una política decidida, real y con presupuesto concreto para luchar contra la despoblación.