Pleno Cortes

El PP acusa al Gobierno Lambán de precarizar el transporte sanitario urgente


  • Ana Marín denuncia la utilización de vehículos inapropiados, falta de personal especializado y aumento del tiempo respuesta de los operativos por la mala planificación del SALUD  
  • El PP propuso aumentar seis millones el presupuesto pero PSOE, Podemos, CHA e IU se negaron

21/11/2019 - Cortes de Aragón

El PP acusa al Gobierno Lambán de precarizar el transporte sanitario urgente

Zaragoza, 21 de noviembre de 2019.- En línea con la pérdida gradual de la calidad de la asistencia sanitaria pública en Aragón con un importante aumento de las listas de espera, falta de facultativos y de especialistas en el medio rural, retrasos en la construcción y modernización de equipamientos sanitarios como hospitales y centros de salud, esta mañana la portavoz de Sanidad del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Ana Marín, alertó sobre la precarización que sufre el transporte sanitario urgente terrestre desde que el Gobierno de Aragón adjudicara este servicio en 2018 después de un procedimiento administrativo marcado por el conflicto. 

Los populares ya advirtieron al Ejecutivo autonómico, en 2017 y 2018, de las carencias que presentaba el pliego redactado por el SALUD para la contratación de este servicio y destacaban entre otras insuficiencias la infradotación presupuestaria, la falta de vehículos suficientes previstos para operar en el territorio, la disminución del personal sanitario adscrito a las ambulancias o el aumento del tiempo de espera que sufrirían los pacientes de determinadas zonas geográficas de Aragón. La propuesta del Partido Popular fue aumentar en seis millones de euros la cuantía económica destinada este servicio, y así lo hizo a través de una enmienda presentada al presupuesto que PSOE, Podemos, CHA e IU rechazaron.

Hoy, tras 15 meses de funcionamiento y como señaló Ana Marín durante la comparecencia de la consejera de Sanidad en el pleno de las Cortes regionales “el transporte sanitario urgente terrestre en Aragón no solo no ha mejorado sino que ha empeorado, y día tras días ha ido acumulando una serie de deficiencias que no solo inciden en el trabajo que los profesionales realizan sino que, sobre todo y eso es lo más preocupante, inciden en el servicio que se presta en la atención a los usuarios”.

Un ejemplo concreto de la pérdida de calidad es la utilización de las ambulancias convencionales para realizar servicios que corresponden al servicio de Urgencias lo que provoca, afirman los populares, carencias materiales en vehículos que no están específicamente preparados para realizar este tipo de atención, falta de asistencia médica especializada ya que el único personal del vehículo es el conductor y, por último, un aumento de la incertidumbre en la gente que vive los pequeños y medianos municipios que es donde de manera preferente actúan estas ambulancias.


UN SERVICIO SIN INSTALACIONES OPERATIVAS EN EL TERRITORIO


A lo anterior se une la falta de instalaciones operativas adecuadas en el territorio, pese a la obligación contractual de que existan, y sobre este asunto enfatizó Marín cuando dijo “¿Sabían ustedes que a consecuencia de esa inexistencia de bases los vehículos duermen en la puerta de los domicilios de los profesionales que las custodian, lo que supone que sufren temperaturas extremas tanto de frio como de calor, con las consecuencias que ello conlleva para el propio vehículo y para el material que transporta? ¿Sabían ustedes que dentro de esos vehículos hay medicación en neveras especiales que necesitan ser conectadas cuando el vehículo descansa y que no hay dónde conectarlas, son los propios trabajadores quienes se tienen que hacer cargo de ella?”.

La inexistencia de bases de ambulancias suficientes en el territorio además, denunció la diputada, ralentiza la capacidad de respuesta de activación del servicio, dificulta la limpieza y desinfección de los vehículos y de la ropa de trabajo que en el ámbito sanitario precisa de un control más estricto, y retrasa la gestión adecuada de los medicamentos caducados.

Marín terminó su intervención con un elogio a los trabajadores del transporte sanitario urgente terrestre y reclamó para ellos más y mejores medios porque, como señaló, “será beneficioso para los profesionales sanitarios y especialmente para los aragoneses que utilizan este servicio”.