BAJO ARAGÓN

El PP pide “responsabilidad y transparencia” a la consejera Ventura por la situación del hospital de Alcañiz


Para la portavoz ‘popular’ en Sanidad, Ventura es la “máxima responsable” por su “inacción y desinterés”
“La actual consejera conocía los problemas jurídicos en los que hoy se escuda desde su etapa a cargo de la Secretaría General Técnica del Departamento de Sanidad”, destaca Ana Marín

09/01/2020 - Cortes de Aragón

El PP pide “responsabilidad y transparencia” a la consejera Ventura por la situación del hospital de Alcañiz
Teruel, 9 de enero de 2019.- Casi un mes después de que la Consejería de Sanidad iniciara el expediente de resolución del contrato de construcción del nuevo hospital de Alcañiz poco más se sabe al respecto, a pesar de las reiteradas peticiones de información que desde el Grupo Parlamentario del Partido Popular en las Cortes de Aragón se han realizado en estas jornadas. Incluso PSOE y Podemos desestimaron se desestimó la celebración de un pleno extraordinario y monográfico que hubiera permitido conocer con mayor profundidad la situación actual de este centro sanitario.
 
Ante esta realidad, la portavoz de Sanidad del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Ana Marín, ha reclamado una vez más a la consejera responsable del asunto, Pilar Ventura, “responsabilidad y transparencia”. Dos aspectos “de los que ha carecido” estos días ya que, según ha lamentado, “no ha dado ninguna explicación a los bajoaragoneses que hoy solo tienen la certeza de que van a tener que seguir esperando mucho tiempo más para disponer de un hospital que ya estaría en funcionamiento de no ser por el sectarismo de este Gobierno de Aragón”. Un plazo que se alargará aún más en el tiempo después de que tanto la UTE como uno de los avalistas anunciaran alegaciones contra la resolución del contrato, lo que añade complejidad y retrasará el procedimiento administrativo del futuro centros hospitalario. 
 
Marín ha querido poner el foco en la consejera de Sanidad, a la que ha calificado como la “máxima responsable” de la situación actual por su “inacción y desinterés”. “La actual consejera conocía los problemas jurídicos en los que hoy se escuda desde su etapa al cargo de la secretaría general técnica del Departamento de Sanidad” también durante un gobierno presidido por Javier Lambán, ha complementado, tildando todo el proceso seguido desde el mes de octubre de 2017 como un “absoluto despropósito”.
 
“Desde octubre de 2017 hasta febrero de 2018 las obras del hospital de Alcañiz estuvieron paradas porque no había dinero para las licencias, ni para el contrato de bienes materiales y humanos con los que realizar la construcción”, ha precisado Marín. Unos hechos que “no son problemas jurídicos sino políticos” porque era una cuestión de “diferencias evidentes entre los intereses y necesidades de los bajoaragoneses con respecto a las que tiene el Gobierno de Lambán”.
 
NULO INTERÉS
 
Con todos estos hechos como razones, la portavoz ‘popular’ ha recalcado que si la consejera Ventura “tuviera algún interés y alguna preocupación por el futuro de los bajoaragoneses” lo que hubiera hecho sería acudir a Alcañiz para “dar explicaciones sobre su presente y su futuro”. Una propuesta sobre la que ha añadido que “todavía no tenemos ninguna respuesta”.
 
“Se afronte como se afronte la cuestión del hospital de Alcañiz, todo confluye en Pilar Ventura”, ha complementado Martín. “Es un problema de falta de interés, de gestión y previsión de la Consejera Ventura”, por lo que ha reclamado que “afronte su responsabilidad frente a los alcañizanos y bajoaragoneses” y que “dé la cara”.
 
FEBRERO DE 2018
 
Tal y como ha recordado la representante del PP en las Cortes de Aragón, ya en febrero de 2018 el anterior consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, admitió la posibilidad de rescindir el contrato de construcción del hospital de Alcañiz. Lo hizo durante una interpelación de Podemos Aragón, que “hoy guarda silencio en su butaca del Pignatelli”, ha resaltado.
 
En ese sentido ha agregado que “echa de menos” a aquellos que “hace un año iban detrás de una pancarta reivindicativa y hoy están cómodamente sentados en el Gobierno regional o en un escaño en las Cortes de Aragón”. “Es una pena que el Ejecutivo regional cambie tanto a las personas, que son capaces de olvidar lo que antes defendían y hoy ignoran”, ha complementado.