Equilibrio territorial

El PP rechaza el afán revisionista de Lambán con el Pacto del Agua


  • El portavoz popular de Agricultura, Ramón Celma, recuerda al jefe del Ejecutivo que hay miles de familias en el medio rural que dependen de Biscarrués, Yesa y Mularroya
  • Los populares piden explicaciones del Presidente en las Cortes, invitan a los afectados a comparecer ante el Parlamento y anuncian reuniones con regantes

 

 


03/02/2020 - Cortes de Aragón

El PP rechaza el afán revisionista de Lambán con el Pacto del Agua
Zaragoza, 3 de febrero de 2020.- Tal y como confirmara ayer domingo Luis María Beamonte, el Partido Popular de Aragón ha reiterado su defensa de las obras del Pacto del Agua de las que dijo “son infraestructuras imprescindibles para el desarrollo social y económico de la Comunidad”, además poner en valor “el consenso que ha existido desde hace casi 30 años en Aragón para desarrollar estas obras fundamentales para el futuro del sector primario”.
 
Hoy ha sido el portavoz popular de Agricultura en las Cortes regionales, Ramón Celma, el que ha vinculado el desarrollo equilibrado del territorio con la puesta en funcionamiento de los embalses de Biscarrués, Yesa y Mularroya, y con el resto de las obras comprometidas por los Gobiernos de España y de Aragón de distinto signo en contraposición con el “afán revisionista exhibido por el presidente Lambán” que, señaló, está generando “honda preocupación en el territorio, que existe entre los agricultores y los afectados, en los regantes”. 
 
Un anuncio de Javier Lambán sobre un asunto estratégico para el desarrollo de Aragón que además de fallar en el fondo también cojea en las formas. Tal y como  Celma recordó, “sin ni siquiera haberlo hablado con los principales afectados, con los regantes”, para a continuación preguntar “cómo alguien puede poner en cuestión el futuro y la prosperidad que han traído hasta el momento las más de 300.000 hectáreas de regadío que se han desarrollado gracias a las obras del Pacto del Agua.
Como es posible que se ponga en cuestión el Pacto del Agua y, por tanto, la necesidad de laminar las aguas del rio Gállego. Como es posible que se ponga en cuestión por parte del presidente Lambán las más de 100.000 hectáreas que se impulsarán gracias a Yesa, o las 22.000 hectáreas de regadío que se pondrán en marcha con San Salvador”.
 
El debate de las consecuencias negativas para el medio rural de la intención del presidente de Aragón llegará a las Cortes autonómicas, donde el Partido Popular ha presentado una solicitud de comparecencia para que, según consta en el escrito registrado, ‘informe sobre sus declaraciones en referencia a la revisión de las obras del Pacto del Agua’. Además, Celma ha invitado a los regantes a participar en la comisión parlamentaria de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos para que como principales afectados también puedan expresar sus opiniones.
 
A los criterios anteriores añadió el portavoz popular de Agricultura otras consideraciones relacionadas con la mejora medioambiental también contempladas en el acuerdo unánime de las Cortes de Aragón, y que quedarían bloqueadas por el interés particular del jefe del Ejecutivo por contentar a sus socios de Podemos y CHA. La laminación de masas de aguas en los momentos de lluvias torrenciales y avenidas extraordinarias, o la garantía de los caudales ecológicos en una época con sequias recurrentes severas y prolongadas son ejemplos del valor medioambiental de los embalses, aseguró Celma.
 
Para los populares no hay duda de que “lo cierto es que el afán revisionista del Pacto del Agua de Javier Lambán solo tiene sentido si se limita a intereses puramente políticos o a evidenciar su falta de sensibilidad”. Una falta de receptividad de la coalición integrada por PSOE, Podemos, CHA y el PAR con el sector primario que relacionó con la escasa receptividad del Gobierno con las recientes reclamaciones de agricultores y ganaderos de una consideración mínimamente favorable en los ámbitos legislativo y económico.
 
Celma reclamó al Ejecutivo autonómico un cambio de dirección, y pedir “mayor compromiso del Gobierno de España para que se ejecuten las obras del Pacto del Agua, para que si se abre el periodo de negociación del presupuesto del Gobierno de España se mantengan las partidas que tienen relación con las obras del Pacto del Agua”, y en referencia al Partido Aragonés solicitó “que mantenga la posición que ha mantenido durante todos estos años. Que se mantenga defendiendo los intereses del mundo rural”.