#PlenoAragón

Beamonte: “Cuando el PSOE no quiere hacer algo en materia de agua, lo disfraza de diálogo”


El líder del PP aragonés acusa al jefe del Ejecutivo de alentar “una división innecesaria” y de “romper el consenso” parlamentario
 
Urge a Lambán a decir “qué pretende, para qué, cómo y con qué objetivos”
 
Reafirma el respaldo de los populares a los agricultores y a quienes dependen de los regadíos futuros    

12/02/2020 - Cortes de Aragón

Beamonte: “Cuando el PSOE no quiere hacer algo en materia de agua, lo disfraza de diálogo”
Zaragoza, 12 de febrero de 2020.- “Hasta ahora el PSOE ha demostrado una cosa clara: cuando no quiere hacer algo en materia de agua lo disfraza de diálogo”, reprochó esta mañana Luis María Beamonte a Javier Lambán durante la sesión plenaria celebrada en las Cortes de Aragón donde el jefe del Ejecutivo autonómico compareció a petición de los dos principales partidos de la oposición para dar explicaciones sobre la decisión unilateral del gobierno que preside de modificar a la baja las obras del Pacto del Agua. 
 
Para los populares la propuesta de Javier Lambán dirigida a eliminar el embalse de Biscarrués está provocada no por el interés de los regantes o de la gente que vive en el medio rural, sino por “un compromiso con sus socios del gobierno de revisar algunas obras del Pacto del Agua. Es un problema de sillas, no es un problema de los aragoneses”, sostuvo, en referencia al acuerdo de los partidos de la coalición para mantener a Javier Lambán en el Pignatelli y que incluye el cumplimiento de la exigencia de Podemos y CHA de revisar a la baja el Pacto del Agua de Aragón.
 
La segunda causa que ha provocado el cambio de discurso del PSOE aragonés sobre el agua es, advirtió el líder del Partido Popular, la negativa explícita y manifestada del gobierno de Pedro Sánchez a invertir en las obras de regulación que desde décadas demandan los aragoneses para dotar al territorio de instrumentos de crecimiento económico y equilibrio territorial, o como preguntó Beamonte “¿es que le preocupa la falta de respuesta de Sánchez a las obras hidráulicas en Aragón?”
 
Dos motivaciones para el cambio radical de los socialistas en la defensa del interés general de agricultores y regantes, una interna y otra externa, que Beamonte resumió en la pregunta “¿De qué se trata esto Sr. Lambán, de cumplir con sus socios? ¿De tapar la herida que puede hacer Pedro Sánchez con la regulación que a lo mejor no le recogen los presupuestos generales del Estado? ¿De qué se trata, Sr. Lambán?”.
 
En su intervención ante el plano de la Cámara el presidente del Partido Popular de Aragón recordó que la utilización previa de herramientas como ‘mesas de revisión’ alentadas por los socialistas en 1999 y 2006 concluyeron en la limitación o eliminación de obras hidráulicas estratégicas para el desarrollo rural, “en su día la Sra. Narbona, ministra del ramo, se opuso visceralmente a los embalses, esos que siempre habíamos demandado desde Aragón. Fruto de la oposición existente el gobierno de Marcelino Iglesias, utilizando al PAR, se sacó de la manga una revisión del Pacto del Agua, una mesa de diálogo. Las consecuencias: todo se retrasó seis años, los embalses se ralentizaron y el de Yesa, ese que tanto defiende, el primero”.
 
Beamonte urgió al presidente de Aragón a desvelar a la Cámara “qué pretende con todo esto, qué sabe de todo esto, para qué, cuándo y con qué objetivos”, aunque las respuestas a estas preguntas quedaron, como suele ser habitual en las contestaciones parlamentarias de Javier Lambán, en la descalificación y en ejercer la ’oposición a la oposición’. Pese a ello, el líder del PP sostuvo que “sentarnos en una mesa Sr. Lambán dependerá del consenso que para la misma exista entre las organizaciones agrarias y de regantes, y de un claro camino de las propuestas que el Gobierno de Aragón pretenda. Sin ambigüedades. Es así de sencillo, Sr. Lambán”.   
 
UNA DECISIÓN UNILATERAL QUE ROMPE EL CONSENSO
 
Acusó además al jefe del Ejecutivo autonómico de “generar incertidumbre en todo el sector primario”, en provocar “una división innecesaria”, “romper el consenso de esta Cámara”  y en separar “entre buenos y malos. Y eso no debe ser así”. Lo dijo el líder del PP con conocimiento de causa, después de la ronda de reuniones mantenida durante los últimos días con representantes de las principales organizaciones agrarias y con responsables de los principales sindicatos de riego. “Nadie, prácticamente nadie de las organizaciones agrarias y de los regantes está en contra de Biscarrués. Es más, dicen que es necesario Biscarrués. Dicen que es necesario regular el Gállego, dicen que es necesario por laminar las avenidas, dicen que es necesario para llenar Almudevar”, afirmó.
 
“Aragón necesita agua porque es un recurso estratégico para nuestra comunidad autónoma, porque la vida de miles de agricultores depende de ello. No les pongamos más trabas”, enfatizó, en alusión al cúmulo de acciones negativas que soporta el sector agrario y ganadero como son el aumento de las cargas fiscales, la subida de los costes laborales, la escasa respuesta de las administraciones frente a las situaciones de catástrofes naturales, la subida de aranceles o la inseguridad ante la modificación de la PAC.
 
En esta línea apremió a PSOE, Podemos, CHA y el PAR, como miembros del Gobierno autonómico, a defender a la gente que decide vivir en los pequeños y medianos municipios “ahora que tanto hablamos de la España rural, de que se pierden habitantes, la agricultura sigue siendo una importante opción. Para que la agricultura sea rentable lo que hace falta es agua, regadíos, no poner trabas a los agricultores y a su futuro”.