#PlenoAragón

Los populares piden la atención del Gobierno para los productores de fruta


Antonio Romero denuncia el aumento de los costes de producción frente a la bajada de los precios
Considera que las administraciones estatal y autonómica deberían generar estrategias concretas de ayudas legislativas y presupuestarias 

13/02/2020 - Cortes de Aragón

Los populares piden la atención del Gobierno para los productores de fruta
Zaragoza, 12 de febrero de 2020.- No parece que el gobierno de Javier Lambán disponga de una estrategia específica de ayuda a los agricultores aragoneses y, de manera específica para el sector de la fruta, y tampoco el ejecutivo que preside Pedro Sánchez. Esa es la conclusión del diputado del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Antonio Romero, tras interpelar esta mañana al consejero de Agricultura durante la sesión plenaria del parlamento regional. “Permítame que le diga que en algunos temas se nota una clara falta de apoyo del gobierno del Sr. Lambán para impulsar medidas”, señaló el diputado.
 
Romero ejemplificó con un hecho la crisis de bajada de precios que sufre el campo cuando al inicio de su intervención dijo, “para pagar un cortado en el bar se tiene que recolectar entre siete y ocho kilos de fruta en el campo. Éste era el grito de auxilio y gráfica descripción de un agricultor que pone de manifiesto la situación que está viviendo el sector frutícola desde hace años”. De hecho, aseguró, son varios y recurrentes los factores que impactan negativamente como lo fue le veto ruso en su momento, la competencia desleal de terceros países con normativas más livianas que las exigidas a los productores españoles o el aumento exponencial en los costes de producción.
 
En su intervención incidió precisamente en el aumento del combustible, de los productos fitosanitarios y de los fertilizantes a los que ahora se añade el incremento del salario mínimo interprofesional, lo que supone un coste añadido de un 30% según los cálculos del sector sólo debido a este último concepto “que va a ser la puntilla para rematar al sector”, y añadió, “no es que los trabajadores no merezcan ganar eso, es que los precios no permiten pagar esas cantidades”.
 
Una quiebra que hasta cierto punto el Gobierno de Aragón podría paliar con la aprobación de iniciativas legislativas pero también de respaldo presupuestario, y citó la ausencia de la convocatoria autonómica para la modernización de las explotaciones agrarias, la disminución en un 20% de las subvenciones para suscribir los seguros agrarios o en mejorar los procedimientos en la cadena de venta alimentaria para beneficiar al productor. Como muestra de compromiso gubernamental con el sector primario expuso el caso francés, donde por ley los precios agrarios deben ser superiores a los costes de producción, “ya sé que no es de su competencia pero dígaselo al ministro Planas que sí que tiene esa competencia, y además dígale que lo haga y que lo haga pronto porque si no el sector se va al garete”, y animó al responsable de Agricultura del Gobierno de Aragón a desarrollar la ley autonómica de venta de proximidad aprobada durante la pasada legislatura porque “una cadena corta favorece a los agricultores y ganaderos para que puedan obtener beneficios de unas ventas que ahora están por debajo de costes”.
 
Pero no solo es cuestión de respaldar una actividad económica para Aragón, amplió el diputado popular, se trata también de potenciar el carácter estratégico de la agricultura “para el territorio, si queremos vida en los pueblos, si queremos vida en el medio rural, si queremos mantenerlos vivos éste es el camino porque se habla mucho de despoblación pero se hace muy poco”, y añadió que “ningún gobierno debe permitir que los agricultores se arruinen trabajando porque al final tendremos agricultura pero no agricultores”.