Comisión de Hacienda

Susín alerta sobre la cronificación de la deuda pública aragonesa


El gobierno de Javier Lambán aumentó el pasivo en 1.500 millones pese a disponer de más recursos financieros y de un crecimiento económico al alza
 
La portavoz popular de Hacienda, Carmen Susín, preocupada por la falta de respuesta del Ejecutivo ante “una deuda pública que no para de crecer” 
 

17/02/2020 - Cortes de Aragón

Susín alerta sobre la cronificación de la deuda pública aragonesa
Zaragoza, 17 de febrero de 2020.- Un aumento del techo de gasto de 2.000 millones de euros y una situación generalizada de crecimiento económico continuado son dos de las ayudas más relevantes con las que ha contado el gobierno presidio por Javier Lambán durante los últimos cuatro años. Y pese a estas ventajas de las que carecieron gobiernos autonómicos anteriores, la deuda pública de Aragón aumentó con la Administración socialista en 1.500 millones.
 
Una senda de endeudamiento persistente que, tal y como recordó esta mañana la portavoz de Hacienda del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Carmen Susín, distancia a la Comunidad Autónoma de equilibrar el sistema general de ingresos y gastos en el medio plazo. Pese a la insistencia de la diputada por conocer la opinión del responsable de las cuentas públicas del Ejecutivo aragonés sobre la deriva de la deuda pública hacia cifras cada año más abultadas, no existió respuesta durante la comparecencia del gobierno a petición del PP en la comisión de Hacienda del Parlamento regional.
 
De las cifras mostradas por Susín durante su intervención destaca el hecho de que cada año la gestión de la Administración socialista provoca que Aragón se endeude más de lo que amortiza y, de esta manera, lejos de reducir la deuda lo que causa es su aumento. Casi 1.200 millones amortizados en 2018 pero 1.300 millones de nueva deuda contratados durante 2018, y cifras muy similares en 2019 hasta alcanzar la nada despreciable cantidad de 8.425 millones de deuda acumulada, según los últimos datos del Banco de España, “y es que este gobierno lejos de amortizar  y reducir la deuda que tenemos que pagar todos los aragoneses lo que está haciendo es cronificarla”, advirtió.
 
Esta observación de la portavoz popular coincide con lo expuesto por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) al evaluar el presupuesto autonómico para el año 2020 que “señala un riesgo medio para la sostenibilidad financiera de Aragón, siendo sus principales determinantes el elevado nivel de deuda y los relativamente bajos ingresos corrientes sobre PIB”. El problema, tal y como destacó Susín en su intervención, es que aumentar la deuda pública en exceso debilita la situación financiera, justo lo contrario de lo aconsejado por las autoridades comunitarias que en aras a garantizar esa estabilidad han animado a reducir al 14% sobre PIB el efecto del pasivo para el año 2028. Una bajada de más de siete puntos porcentuales que en el caso de Aragón se presupone imposible de alcanzar con la trayectoria demostrada por el gobierno autonómico durante los últimos años.
 
El segundo efecto positivo de minorar la deuda es, amplió Susín, que también podría reducirse el pago de intereses sobre los préstamos concedidos, “cada año Aragón destina más de 1.200 millones de euros a devolver deudas e intereses. 1.200 millones de los que podríamos y deberíamos destinarlos a otras cuestiones y así evitarían ustedes tener que quitarle dinero a la dependencia o a la cultura para pagar nóminas, y el estado de nuestras carreteras sería muy diferente”.
 
La portavoz popular animó al gobierno presidido por Javier Lambán a situarse en la línea de equilibrar la sostenibilidad financiera y al mismo tiempo garantizar la prestación de los servicios básicos y, de esta manera, abandonar el camino seguido hasta la fecha de ‘engordar’ la deuda y comprometer el futuro de la hacienda pública aragonesa.