#PlenoAragón

Beamonte propone una ley autonómica del campo ante la crisis del sector


  • El líder del Partido Popular afirma que el Gobierno autonómico puede hacer mucho más en exenciones fiscales, avanzar en la concentración parcelaria o fomentar la unión de cooperativas
  • Reclama aportar certidumbre al sector ante la inseguridad generada por la PAC, los aranceles y determinadas decisiones ministeriales negativas contra el diésel o los embalses  

28/02/2020 - Cortes de Aragón

Beamonte propone una ley autonómica del campo ante la crisis del sector

Zaragoza, 28 de febrero de 2020.- Luis María Beamonte propuso hoy al Gobierno autonómico la aprobación de una ley del campo para hacer frente a la crisis continuada que sufre el sector y que se ha visto agravada durante los últimos meses, entre otras razones, por varias decisiones adoptadas por el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez. En la sesión plenaria de control al Ejecutivo el líder del Partido Popular de Aragón reclamó al Gobierno ampliar el apoyo a agricultores y ganaderos cuando afirmó “nosotros podemos hacer mucho más desde la Comunidad Autónoma. Su gobierno puede hacer mucho más en exenciones fiscales, tratar de modificar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, por qué no también el de Sucesiones y Donaciones”, a lo que añadió otras propuestas como “avanzar en concentración parcelaria, avanzar también en la unión de cooperativas. Son diferentes medidas que se pueden sacar adelante”. 


“Saquemos una ley del campo, una ley del campo que tiene como misión proteger y agilizar, una ley del campo que tiene como misión dar seguridad. Va a encontrar al Partido Popular, lo va a encontrar sin ningún género de dudas” fueron la palabras de búsqueda de acuerdo ofrecida hoy por el líder del Partido Popular de Aragón.


La propuesta de Beamonte de alcanzar por consenso una norma autonómica específica para el sector primario aragonés surge ante la ausencia de resultados positivos de las medidas puestas en marcha por Javier Lambán durante los cinco años en el Pignatelli. De hecho, en absoluto encaja la complacencia exhibida esta mañana por el jefe del Ejecutivo en su respuesta al Partido Popular con el descontento creciente mostrado por agricultores y ganaderos a través de protestas y movilizaciones. Tal y como tuvo que recordar Beamonte a Lambán “el sector primario resistió en los tiempos de crisis de una manera importantísima y todos somos conscientes de ello, pero en estos momentos ya no resisten, en estos momentos lo que quieren es sencillamente medidas justas, sencillamente poder vivir con dignidad de su trabajo”.


De hecho, la contestación del presidente de Aragón pasó de largo sobre las cuestiones que reivindica el sector y que Beamonte le trasladó, “lo que piden es trazabilidad, lo que piden es que esa competencia desleal se vea de otra manera, lo que piden es menos cargas fiscales, menos costes laborales, lo que piden sr. Lambán es respuesta por ejemplo a las cuestiones relacionadas con las tormentas, las negociaciones para eliminar todo el paquete de aranceles”, reclamaciones a las que sumó la incertidumbre generada por la amenaza que para el campo español suponen las pretensiones de financiación a la baja de la PAC, en torno a un 13% advirtió el presidente de los populares, que recoge la propuesta formulada por la Comisión Europea.


Una situación de duda permanente en el sector que, tal como afirmó en el pleno el presidente del Partido Popular, ha subido a un nivel extremo de preocupación durante los últimos meses por las decisiones del Ejecutivo central, “la verdad es que el gobierno de Pedro Sánchez ha generado incertidumbre, ha generado inseguridad en el sector”, y citó como ejemplos concretos el ataque a los vehículos diésel - muchos de ellos maquinaria agrícola- de la actual vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica como también el rechazo de la misma responsable ministerial a la regulación de los ríos aragoneses, o de la nueva ministra de Asuntos Exteriores que en sus declaraciones ha priorizado una PAC ‘moderna y vinculada al cambio climático’ sobre el mantenimiento de la renta agraria o de la competitividad del sector.