#PlenoAragón

Orós critica al Gobierno de Aragón por discriminación en el pago de plazas residenciales para personas mayores


  • Cuatro mil residentes pagan un 10% más pero el Ejecutivo autonómico se niega a revertir esa situación
  • La portavoz popular de Ciudadanía insiste en la política social de gestos pero no de hechos que practica la Administración socialista

28/02/2020 - Cortes Generales

Orós critica al Gobierno de Aragón por discriminación en el pago de plazas residenciales para personas mayores

Zaragoza, 28 de febrero de 2020.- El Gobierno de Aragón, a través de su consejera de Ciudadanía, María Victoria Broto, se negó hoy a corregir la discriminación que sufren 4.000 personas mayores que se ven obligadas a pagar por su plaza residencial un 10% más de lo que aportan el resto de los residentes.


Actualmente en la Administración autonómica conviven dos fórmulas de aportación. Si la persona mayor accedió a una plaza residencial entre junio de 2013 y mayo de 2016 paga más que si ingresó a partir de esa fecha. La razón es que los primeros se rigen por una Orden de 2013 más estricta que la aprobada en 2016, pues además de hacer el cálculo del pago en base a la pensión, añadía otros conceptos como el patrimonio. Una segunda diferencia es que con la normativa de 2013 se actualizaba cada año la aportación del usuario dependiendo de las posibles variaciones, generalmente a la baja, en su patrimonio. Es decir, si el patrimonio se reducía también se reducía la cuota mensual. La Orden de 2016 eliminó esa actualización. 

La remodelación normativa aprobada por el Ejecutivo autonómico tiene la virtud de exigir menos aportación a los pensionistas, del 90% al 80%, pero sin embargo posee la desventaja de no contar con la posible pérdida anual de su poder adquisitivo. Ni siquiera establece una revisión para hacer un cálculo actualizado y por lo tanto más justo. Y solventar esa discriminación es precisamente lo que defendió esta mañana la portavoz de Ciudadanía del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Marian Orós, mediante la aplicación de la retroactividad a la Orden de mayo de 2016.


“Al final, lo que hablo siempre. El discurso muy bonito, hemos venido a recuperar los derechos, estamos en contra de los recortes que ustedes hicieron… fenomenal. Pero luego, cuando les toca, cuando hay que poner negro sobre blanco no solamente los derechos sino que cuando hay que intentar revertir todas esas cosas que usted cuenta no lo hace. Y usted me ha dicho hoy que no van a solucionar este problema porque lo creamos nosotros”, reprochó Oros a la consejera por mantener esta discriminación precisamente en un sector de población especialmente vulnerable.