Reforma PAC

Celma alerta de la pérdida de ayudas directas y para desarrollo rural en el acuerdo del Gobierno Sánchez en Europa


El portavoz popular de Agricultura estima recortes reales de un 10% en el primer pilar y del 12% en el segundo
Critica el aumento de las exigencias a agricultores y ganaderos para percibir estas ayudas.
Defiende la convergencia entre regiones, la agricultura familiar, priorizar el relevo generacional y el compromiso medioambiental 

28/07/2020 - Partido Popular de Aragón

Celma alerta de la pérdida de ayudas directas y para desarrollo rural en el acuerdo del Gobierno Sánchez en Europa

Zaragoza, 28 de julio de 2020.- El Partido Popular se mostró hoy muy lejos de la satisfacción que exhiben los miembros del PSOE con el acuerdo presupuestario firmado por el Gobierno de Pedro Sánchez para la nueva PAC. Habrá recortes para los agricultores y ganaderos y, además, se endurecerán las condiciones para acceder a las ayudas.

El contrapunto de realidad al optimismo que habitualmente acompaña al Ejecutivo español lo puso hoy Ramón Celma, portavoz de Agricultura del Partido Popular en el Parlamento autonómico, que entró al detalle de las cifras generales al estimar en una caída del 10% las ayudas directas previstas por la PAC para agricultores y ganaderos, y en un 12% las ayudas de desarrollo rural para los municipios, “tenemos que hacernos a la idea de que ese recorte supone el reparto de todo un año para todos los agricultores y ganaderos de España”, aseguró.

El diputado popular consideró obligado realizar cambios en los criterios de reparto de la PAC para alcanzar la convergencia entre comunidades autónomas, favorecer la agricultura familiar, priorizar el relevo generacional y aumentar el compromiso medioambiental del sector primario “pero antes de decidir cuáles son esos nuevos criterios de aplicación que se fijarán en el primer trimestre de 2021, lo primero que tiene que hacer un gobierno responsable es negociar un buen paquete económico para desarrollar la política agraria común” en referencia al denominado primer pilar de la PAC que consiste en las ayudas directas a los profesionales agrarios, y al segundo pilar dirigido a mejorar el desarrollo rural.

La negociación sobre la reforma de la PAC acordada por el Gobierno de Pedro Sánchez para el periodo 2021-2027 además de empeorar la recepción de fondos respecto a estos dos pilares no obtuvo debido a su insuficiencia, recalcó Ramón Celma, el acuerdo de todas las organizaciones agrarias ni tampoco consiguió llevar a Bruselas el respaldo del Partido Popular para mantener una posición de fuerza como país.

El segundo punto de rechazo de los populares se centra en el considerable aumento de las exigencias a agricultores y ganaderos para acceder a estas ayudas. “Están hablando en la Unión Europea que en los próximos diez años, para el 2030, el 25% de la superficie cultivable tiene que pasar a ser tierra cultivable de productos ecológicos, cuando actualmente en España solo tenemos el 9%”, puso como ejemplo el portavoz de Agricultura para poner de relieve cómo los fuertes cambios admitidos por el Gobierno Sánchez demandarán de los agricultores un importante esfuerzo económico que deberán afrontar en solitario.

Se trata de un sector ya castigado por las Administraciones públicas que viene reduciendo los presupuestos y limitando las líneas de ayudas, “una situación de agravio y de perjuicio económico que se suma a los 36 millones de ayudas a programas Leader que el Gobierno de Aragón ha recortado, que están englobados dentro de la política agraria común dentro del denominado segundo pilar de la política agraria común” o, añadió Celma, la supresión de dos millones de euros del dinero destinado a los municipios aragoneses afectados por las restricciones impuestas por los espacios naturales protegidos, o la eliminación de 150 millones de euros destinados a desarrollo rural “y que tenían que ver con la modernización de regadíos, con la incorporación de jóvenes agricultores”, explicó.