Pilar Cortés dice que al Gobierno Lambán le falta previsión ante el nuevo curso escolar


La portavoz de Educación de los populares aragoneses insiste en la necesidad de contratar más profesores, desdoblar aulas, bajar ratios y ampliar los espacios docentes
Añade que padres, profesores y alumnos mantienen numerosas incertidumbres que el Ejecutivo sigue sin despejar

18/08/2020 - Cortes de Aragón

Pilar Cortés dice que al Gobierno Lambán le falta previsión ante el nuevo curso escolar

Zaragoza, 18 de agosto de 2020.- Que la incertidumbre de padres, profesores y alumnos sobre cómo afrontar el próximo curso escolar aumenta cada vez que los Gobiernos de España y de Aragón opinan sobre el tema es, para el Partido Popular de Aragón, una sensación cada vez más extendida. Pero que aún queda mucho por hacer en los apenas veinte días que restan para la apertura total de las aulas es, lamentablemente, una certeza.     

Esta mañana la portavoz de Educación de los populares aragoneses en el Parlamento autonómico, Pilar Cortes, ha vuelto a poner sobre la mesa como ya hiciera a principios del verano y a mediados del pasado mes de julio, el interés de la comunidad educativa frente a la falta de previsión del Gobierno de Aragón para garantizar la enseñanza en el inicio y el desarrollo del curso escolar porque, como afirmó, “se desconocen cuáles van a ser las condiciones en las que sus hijos, sus alumnos van a volver a las aulas y están preocupados porque se vive en una importante incertidumbre y que, además, desde el Gobierno no ayudan a despejar”.

La diputada asumió que la complejidad del reto precisa de medidas excepcionales y más recursos económicos y por ello insistió al Gobierno de Aragón para que contrate a más profesores y personal auxiliar, disminuya las ratios y desdoble aulas e incremente los espacios pedagógicos, o para definir el papel a partir de septiembre de los llamados ‘madrugadores’ y de las actividades extraescolares, entre otras medidas, “se está hablando si tercero o cuarto de la ESO van a tener una actividad o una docencia semipresencial o días alternas. Aprovechemos esos centros mañana y tarde, hagamos dos turnos y así podrán ir todos a la vez pero, claro, eso conlleva una contratación de profesorado”, planteó.

Una muestra de la desorientación del Ejecutivo autonómico para aplicar medidas tan elementales ante el complicado inicio del curso tal y como recientemente advirtió el presidente del Gobierno de Aragón, es el retraso con el que ayer inició la ronda de reuniones con entidades y representantes de padres y colegios, “lo que pasa es que eso debería haberlo sabido él, desde junio desde que acabó el curso pasado debería haberlo sabido pero en aquel entonces ya se nos decía, o un poco más tarde se nos decía que el curso iba a empezar con absoluta normalidad y todos sabíamos, todos intuíamos que el curso iba a ser muy, muy complicado”, señaló Pilar Cortes, que además recordó como hace dos meses el Gobierno anunció que estaba trabajando sobre tres posibles escenarios “y ahora, a punto de comenzar el curso todavía no sabemos las condiciones concretas que lleva aparejado cada uno de esos escenarios”.

Unos encuentros con la comunidad educativa que, como consideró la diputada popular, se realizan ahora tras las críticas al Gobierno autonómico de vertidas por varios sindicatos de profesores y asociaciones de padres cuando “ahora lo que deberían estar haciendo el señor Lambán y el consejero Faci es presentar a toda la comunidad educativa todos los protocolos concretos, todas las medidas, y todas las resoluciones concretas para cada situación que se pueda dar”, y añadió que “vamos a pasar de la improvisación que fue el curso pasado, improvisación porque nos enfrentamos a una cosa nueva, vamos a pasar a una falta de previsión”.

AFRONTAR LA GESTIÓN EMOCIONAL DE LA PANDEMIA

La portavoz popular de Educación quiso además alertar al Gobierno aragonés sobre lo que denominó la ‘gestión emocional’ de la pandemia en los centros escolares, lo que enmarcó dentro de la petición de responsabilidad individual “porque no sirve de nada tener grupos burbuja, tener ratios bajas, desdoblar grupos si luego personalmente cada uno no guardamos ni mantenemos esas medidas de higiene y seguridad que nos indican las autoridades sanitarias”. Para Pilar Cortes la aparición de un caso positivo en un aula con el consiguiente aislamiento de un alumno o grupo de alumnos no debe conducir hacia la exclusión “porque corremos el riesgo de estigmatizar a aquellos alumnos, a aquellos niños y aquellos jóvenes que se vean afectados por este virus”, y animó a “profesores, familias y adultos tenemos que explicar y concienciar a los niños y a los jóvenes de que esto es un virus, que todos estamos expuestos y que todos debemos tener la máxima precaución”, y reclamó “apoyo y la solidaridad y la comprensión” para quienes se encuentren afectados.