Comisión de Sanidad

Marín: “Hay que empezar a mover el engranaje de la política sanitaria aragonesa”


  • La portavoz de Sanidad de los populares aragoneses reconoce a la consejera el esfuerzo en la gestión de la pandemia, pero la emplaza a recuperar el ritmo en el Departamento
  • Establece las prioridades de actuación en las áreas de infraestructuras, atención primaria, salud mental, refuerzo de los profesionales, listas de espera y actividad normativa

 


11/09/2020 - Cortes de Aragón

Marín: “Hay que empezar a mover el engranaje de la política sanitaria aragonesa”

Zaragoza, 11 de septiembre de 2020.- “Hay que seguir trabajando en la erradicación de la pandemia que nos azota, pero hay que empezare a mover el engranaje de la política sanitaria aragonesa” dijo esta mañana Ana Marín a la titular del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, que compareció en el Parlamento autonómico para explicar las líneas generales que tiene previsto aplicar tras su incorporación al Ejecutivo el pasado mes de mayo como consecuencia de la dimisión forzada de la anterior consejera, Pilar Ventura.

La llamada a recuperar la actividad y el ritmo de la sanidad aragonesa pese al enorme desgaste, reconocido por el Partido Popular, que supone la gestión de la segunda ola de la pandemia con los confinamientos de localidades como Ejea de los Caballeros y Andorra “no puede permitir estar parados, porque hemos estado parados por mucho que usted diga lo contrario, demasiado tiempo. Porque la atención sanitaria se necesita no solo para los pacientes covid, sino para todas las demás personas, para todos los aragoneses que con mayor o menor gravedad, con mayor o menor necesidad, precisan de esa atención sanitaria” señaló la portavoz popular de Sanidad.

El hecho cierto, tal y como explicó, es que el Gobierno de Aragón desde el año 2020 debe considerar la pandemia por COVID-19 como un elemento añadido a la gestión ordinaria sin que eso signifique menoscabo para el resto de prestaciones.

CINCO ÁREAS DE GESTIÓN A RECUPERAR

Ana Marín destacó a la consejera cinco áreas de gestión sanitaria que, desde su punto de vista resulta obligado recuperar el ritmo perdido hace casi seis meses: impulso a las obras pendientes en hospitales y centros de salud, refuerzo urgente de la atención primaria, soporte específico a la salud mental, recuperar el diálogo con los profesionales sanitarios, reducir las listas de espera quirúrgicas y, finalmente, retomar la actividad legislativa.

Los futuros hospitales de Alcañiz y Teruel, el aún pendiente Centro de Salud Barrio Jesús de Zaragoza, la reforma del servicio de Urgencias del Hospital Universitario San Jorge y el Centro de Salud Perpetuo Socorro en Huesca, así como el nuevo Centro de Salud de Barbastro son, entre otras, infraestructuras comprometidas por el gobierno presidido por el PSOE desde hace cinco años, pero sin materializar.

En cuanto a la crisis estructural que atraviesa la atención primaria aragonesa “que necesita de medio humanos y materiales, y los necesita ya”, fue definida por la portavoz popular como un problema generalizado que afecta por igual a todo el sistema público sanitario nacional, por lo que reclamó a la titular del Departamento “la búsqueda de soluciones de la mano del Ministerio de Sanidad”.

La salud mental como área asistencial donde la demanda ha experimentado un aumento sustancial como consecuencia de la COVID-19 es, para Ana Marín, la tercera zona de la gestión sanitaria que precisa un refuerzo inmediato por lo que entre otras demandas solicitó información sobre el nuevo Plan de Salud Mental que el Gobierno está obligado a presentar ante la próxima conclusión del vigente.

Respecto a los profesionales sanitarios reivindicó su papel determinante, también desde el punto de vista humano, en la lucha contra el coronavirus y reclamó a la consejera soluciones para la plazas de difícil cobertura de médicos en determinadas zonas geográficas, la ampliación de plantillas en algunos centros asistenciales y la defensa de su poder adquisitivo frente a la amenaza del gobierno de Pedro Sánchez de congelación salarial para el año 2021.

La reducción de pacientes en las listas de espera quirúrgicas es otra de las tareas sobre las que debe asentarse la política sanitaria aragonesa durante la legislatura. Lo reclaman los usuarios del sistema, lo pide el Partido Popular y el propio presidente del Ejecutivo empeñó su palabra con la resolución de este problema, por lo que Ana Marín urgió explicaciones sobre las acciones previstas.

La portavoz popular de Sanidad concluyó su intervención con preguntas sobre el estado en el que se encuentra la actividad legislativa en esta área recogida en el Plan Anual Normativo de la coalición para el año 2020, como son la aprobación de una ley para la reordenación de las farmacias y otra sobre los derechos y garantías de los usuarios.