Prioridades presupuestarias 2021

Los populares defienden aumentar el esfuerzo inversor en municipios, agricultura, comunicaciones y ciencia


Plantean unos presupuestos para revertir el abandono institucional a los ayuntamientos, reforzar el peso de la agricultura y la agroindustria, recuperar unas carreteras seguras y hacer de la ciencia el camino hacia el futuro 

 

 


16/10/2020 - Cortes de Aragón

Los populares defienden aumentar el esfuerzo inversor en municipios, agricultura, comunicaciones y ciencia
Zaragoza, 16 de octubre de 2020.-  La COVID-19 ha aplazado numerosos proyectos estratégicos en Aragón y para el Partido Popular resulta obligado recuperarlos e impulsarlos. Eso es precisamente lo que esta mañana plantearon los portavoces de Institucional, Agricultura, Vertebración y Ciencia y Universidad al Gobierno autonómico respecto a los pequeños y medianos municipios aragoneses, devolverles la vitalidad.
 
REVERTIR EL ABANDONO INSTITUCIONAL A LOS MUNICIPIOS
 
La prioridad política es “que las familias aragonesas puedan elegir donde vivir teniendo garantizados unos servicios públicos de calidad y con la seguridad que pueden contar con una cobertura de sus derechos”, afirmó Mar Vaquero al explicar las líneas básicas que, a su juicio, debe contemplar el presupuesto del Ejecutivo para el próximo ejercicio. La tarea parte con un déficit acumulado de cinco años pues se trata de “revertir la política de abandono y de castigo que ha venido haciendo el gobierno de Lambán”, destacó, lo que significa atender a los municipios para que puedan sobreponerse por un lado al recorte de las subvenciones que venían percibiendo para prestar servicios básicos a sus vecinos y, en segundo lugar, a una escasa ejecución que no llega ni al 25% de lo consignado.
 
La respuesta que plantean los populares permitirá “garantizar esa financiación. Incluso un fondo de desarrollo rural y territorial para poder garantizar ayudas directas y ayudas también para inversiones que puedan favorecer que los municipios pongan en marcha medidas de reactivación económica, productiva y creación de empleo”, anunció Vaquero.
 
En el ámbito competencial de la Justicia el punto de partida sigue siendo recuperar los años perdidos para mejorar las dotaciones materiales y de personal según la portavoz popular de Institucional, y por eso las propuestas presupuestarias para 2021 están encaminadas a superar esas carencias, además del reconocimiento expreso del relevante papel de los abogados de la justicia gratuita precisamente en una época donde la litigiosidad por causas de vulnerabilidad es mayor y, de manera complementaria la recuperación de la mediación como fórmula previa a los tribunales. Además requerirá la implantación de la oficina judicial y la puesta en marcha de otros órganos judiciales en las jurisdicciones de lo penal, mercantil, social y de violencia de género. Estrechamente vinculado con lo anterior se sitúa el ámbito de la seguridad y para Mar Vaquero las cuentas de Aragón para el próximo ejercicio deben contemplar “tener unos servicios de emergencias del siglo XXI”, lo que significa formalizar presupuestariamente los convenios entre administraciones para la coordinación en las áreas de protección civil y extinción de incendios.
 
AGRICULTURA: AUMENTAR PRESUPUESTOS Y EJECUTAR EL GASTO
 
La agricultura de las explotaciones familiares, de la agroindustria pegada al medio rural como soporte de la vitalidad de los pequeños y medianos municipios precisa, aseguró el portavoz popular de Agricultura Ramón Celma, un incremento presupuestario para el ejercicio 2021 pero al mismo tiempo no dejar el dinero disponible sin gastar. “El año pasado se disminuyó en más del 17% la contratación para seguros agrarios. Esto se tiene que revertir. Igual que se tiene que revertir el recorte que se produjo en más de cuatro millones de euros la ayuda a la promoción de productos agroalimentarios. Recortes que se produjeron en el actual presupuesto sumado a la falta de ejecución del gasto que no alcanza ni el 40%, son las dos prioridades que deben tenerse en cuenta para afrontar el próximo presupuesto del año 2021”, explicó el parlamentario.
 
Reforzar a un sector agroganadero y agroindustrial potente, y Aragón posee una fuerte tradición e implantación, es otra de las palancas sobre las que el Gobierno autonómico debe actuar presupuestariamente “pues son enormes los retornos en términos económicos y de asentamiento dela población”.
 
Ramón Celma consideró también como obligación para 2021 regularizar presupuestariamente la situación del Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), que “tiene que venir con una realidad y es que tiene que plantearse la reforma del Impuesto de Contaminación de las Aguas y por tanto tiene que venir la realidad de ingresos que va a percibir la Administración”.
 
SUPERAR EL DÉFICIT CRÓNICO EN CARRETERAS Y VIVIENDA
 
Asegurar unas carreteras seguras, un transporte que vertebre el territorio y facilitar el acceso a la vivienda son las tres principales acciones que para Joaquín Juste, portavoz de Vertebración de los populares aragoneses, deben contemplar las próximas cuentas autonómicas. Como en las anteriores áreas de gestión es mucho lo que no se ha hecho en cinco años y en consecuencia demasiado lo que queda por hacer para llegar al punto de inicio de la recuperación.
 
Las carreteras son “un servicio público esencial para las personas” definió el diputado, pero lo cierto es que la Asociación Española de Carreteras califica las vías aragonesas de muy deficientes, las sitúa entre las peores de España y calcula que son necesarios 700 millones de euros para su acondicionamiento por lo que reclamó “una inversión potente y ya en carreteras. Si queremos que la gente, que las actividades económicas puedan vivir y desarrollarse en el territorio”. De manera complementaria, asegurar una red de transporte público de viajeros por carretera, sobre todo después de que el actual modelo concesional lleva años caducado, merece la atención del Gobierno en su presupuesto, señaló el portavoz popular.  
 
En el área de vivienda “con el tema de la pandemia habrá que reforzar el presupuesto de ayudas al alquiler, pero también habrá que pagarlas. A parte de presupuestarlas hay que pagarlas porque estamos en octubre y no se ha pagado ni el plan ordinario ni el plan extraordinario de ayudas al alquiler” explicó como una clave presupuestaria a tener en cuenta para el ejercicio 2021 ya que afecta de manera directa a unas 5.000 familias. También facilitar la rehabilitación y la adquisición de viviendas debe quedar reforzado en las cuentas autonómicas.
 
LA CIENCIA Y LA INNOVACIÓN COMO CLAVES DE FUTURO
 
En la parte de ciencia y universidad hay tres ideas sobre las que debe sustentarse el presupuesto para el año 2021: mejora sustancial de la financiación para cumplir con los objetivos del pacto por la Ciencia y de la ley de la Ciencia de Aragón del año 2018, un apoyo mayor a la Universidad de Zaragoza y reducir la brecha digital. Para cumplir estos objetivos explicó Pilar Gayán como portavoz en esta área, resulta imprescindible contar con unos presupuestos “expansivos y excepcionales”. La ciencia, la innovación y la tecnología “se están demostrando reveladoras en tiempos de crisis sanitaria, económica y social”, por lo que reclamó al Ejecutivo unas consignaciones “que marquen un antes y un después en Aragón de la ciencia y la innovación”, centrada en la investigación y la digitalización.
 
En niveles por debajo a la media española y muy inferiores respecto a Europa, impulsar decididamente el esfuerzo investigador de la Comunidad Autónoma resulta una tarea inaplazable y esa ampliación del presupuesto, según la portavoz de Ciencia y Universidad, deberá destinarse a acciones como son la captación y retención del talento científico aragonés. Además, en otro ámbito, el próximo presupuesto debe reducir la brecha digital “que ha supuesto un duro hándicap para muchos ciudadanos y empresas de nuestro territorio, especialmente el rural, ya que todavía existen más de 50.000 aragoneses sin acceso a la banda ancha y muchos polígonos empresariales sin cobertura de internet”.  
 
Respaldar el papel formador y de transmisor de conocimientos de la Universidad de Zaragoza, la segunda acción destacada para 2021, debe formularse en estos momentos a través de inversiones en digitalización, en infraestructuras y en adecuar las titulaciones a las demandas laborales, y extender esos beneficios a los campus de Huesca, Teruel y La Almunia. 
 
Unos presupuestos para el Departamento de Ciencia y Universidad en proporción a las carencias detectadas “que permitan revertir la agónica situación en la que se encuentran la ciencia, la innovación y el conocimiento en Aragón convirtiéndonos en el motor de empuje que haga de Aragón una tierra de oportunidades, competitividad y futuro”, concluyó Pilar Gayán.