Ayudas a autónomos y pymes de hostelería

El PP pide 3’5 millones para salvar la situación de bares y ocio nocturno


La propuesta formulada por el portavoz de Comercio y Turismo, Juan Carlos Gracia, permitiría cubrir parte de los gastos ordinarios mientras están cerrados o con aforos limitados   
 
Afirma que “la hostelería debe tener algún mínimo ingreso que les permita evitar el cierre” 

26/10/2020 - Cortes de Aragón

El PP pide 3’5 millones para salvar la situación de bares y ocio nocturno
Zaragoza, 26 de octubre de 2020.- Juan Carlos Gracia, portavoz de Comercio y Turismo del Partido Popular en las Cortes, de Aragón reclamó hoy al Gobierno autonómico la activación de una línea de ayudas de 3’5 millones de euros a fondo perdido para los autónomos y pymes de bares y ocio nocturno. “El sector de la hostelería no puede seguir asumiendo los gastos de sus negocios si no reciben algún tipo de ayuda por parte del Gobierno de Aragón. Es prácticamente imposible tener un bar, una cafetería o un restaurante abierto durante estos días si no se recibe algún tipo de ayuda por parte del Gobierno de Aragón”, afirmó.
 
El detalle de la propuesta, que los populares quieren que se debata lo antes posible en el Parlamento regional, consta de cinco acciones concretas para cubrir los gastos ordinarios o de mantenimiento de este tipo de pequeños negocios. 
 
El texto de la proposición no de ley plantea la subvención del 80% del pago del alquiler del local o de la cuota de los préstamos hipotecarios o personales si se trata de la compra del inmueble desde que se vieron obligados a cerrar temporalmente, o el 30% de estos pagos si sufrieron restricciones de aforos. En segundo lugar ayudas del 80% para el pago de suministros energéticos, servicios de telecomunicaciones y primas de seguro si cerraron totalmente y el 30% en estas partidas si sufrieron restricciones de aforo. Por último el Partido Popular reclama subvencionar el 50% del coste de las mamparas protectoras, dispositivos de control de aforos, de temperaturas y cualquier otro gasto relacionado con la seguridad sanitaria originado desde la entrada en vigor del estado de alarma en marzo.
 
Son accesiones que encajan en el ámbito competencial de la Administración autonómica, explicó Juan Carlos Gracia, “el Gobierno de Aragón tiene todas las herramientas necesarias para convocar estas ayudas con urgencia para el sector de la hostelería. Han aprobado decretos para hacer modificaciones presupuestarias, para convocar ayudas, para modificar dichas convocatorias. Es decir, tienen todas las herramientas para actuar y, además, el Partido Popular hasta ahora se lo ha aprobado”.  
 
La iniciativa legislativa pretende ofrecer una respuesta positiva frente a la inacción del Gobierno autonómico con este sector, “hemos conocido recientemente que ahora se van a empezar a reunir, que ahora puede haber ayudas para estos sectores y lo que nos preguntamos es ¿qué han hecho a lo largo de estos siete meses? Cómo se pueden poner después de siete meses que la gente está sufriendo las consecuencias de esta pandemia a intentar aportar alguna solución”, recriminó el parlamentario al Ejecutivo autonómico.
 
Juan Carlos Gracia puso de relieve la compleja situación que arrastra el sector de la hostelería “han sufrido cierres de más de 200 días y restricciones de aforo que llegan al 50%, y además se prohíbe consumir dentro de los locales es prácticamente como decirles que deben cerrar. Es un sector en el que trabajan miles de aragoneses y que empiezan a ver como los problemas se les vienen encima”. A la situación límite el portavoz de Comercio y Turismo del Partido Popular añadió la incertidumbre generada por los Gobiernos porque los afectados “no saben cuánto va a durar esta situación, no saben cuándo podrán trabajar con normalidad, no saben si van a poder salir de esta crisis y no saben qué hacer con sus negocios. Es una situación de angustia que no pueden resistir ni un minuto más”. 
 
El diputado consideró que ante la severa limitación a la actividad “la hostelería debe tener algún mínimo ingreso que les permita evitar el cierre o mantener sus negocios abiertos mientras continúe esta situación de restricciones”, porque “el sector está muy dañado (…) es tan sencillo como que nadie puede mantener un negocio sin ingresos, es que es imposible”, resumió