Presupuestos DGA 2021

Susín: “El presupuesto no se identifica con la Estrategia de recuperación”


La portavoz popular de Hacienda desconfía de la cuantía de aumento de ingresos anunciada por el Ejecutivo y limita el impacto del gasto para hacer frente a la COVID-19    
Reitera la oferta de construir un pacto presupuestario sobre la base de la estructura de las cuentas autonómicas

12/11/2020 - Cortes de Aragón

Susín: “El presupuesto no se identifica con la Estrategia de recuperación”
Zaragoza, 12 de noviembre de 2020.- Uno presupuesto autonómico extraordinario para un momento extraordinario marcado por el coronavirus, es lo que esperaba el Partido Popular del Ejecutivo autonómico para 2021. No solo respecto al incremento del gasto, sino en cómo se va a utilizar ese gasto. De momento, como destacó esta mañana la portavoz de Hacienda de los populares aragoneses Carmen Susín, resulta muy difícil identificar la previsión de las cuentas autonómicas para el próximo ejercicio con el Programa de Recuperación Económica y Social que figura en la Estrategia acordada el pasado mes de junio.
 
El punto de partida del presupuesto –los ingresos disponibles- ya es erróneo, apunta en el Partido Popular, al estar construido sobre una previsión de crecimiento del PIB regional “con el escenario más optimista”, al igual que hizo Pedro Sánchez con su presupuesto pese a que los informes del FMI, la Comisión Europea, el Banco de España y la Airef desaconsejaron esas altas dosis de complacencia. Ni las cantidades que el Estado tiene que aportar vía ingresos ordinarios, ni los fondos extras procedentes de la Unión Europea, ni las entradas por impuestos consignadas en el proyecto legislativo del cuatripartito soportan una realidad que, con los datos contrastados, evidencia una disminución del 3% en la aportación para Aragón del sistema ordinario de financiación, una cantidad aún sin asignar de los fondos europeos pero en cualquier caso alejada de los 1.000 millones anunciados por Javier Lambán, y una fuerte caída de los ingresos propios cuya intensidad el mismo Gobierno asume desconocer.
 
“Es cierto que hay más dinero, pero tampoco es menos cierto que en 2021 la deuda de Aragón llegará, o será igual, y esto lo dice el Gobierno en su informe económico financiero, no el Partido Popular, al 172% de los ingresos de la comunidad autónoma. Casi 10.000 millones de euros de deuda. El problema no es la cantidad del dinero que tengamos, el problema es la gestión de ese dinero. Tener más dinero no garantiza el éxito si no se gestiona bien”, puntualizó Susín.
 
La parte de los gastos, “tramposa” para la diputada popular porque tal y como el Gobierno ha diseñado sus cuentas el dinero extraordinario transferido desde Europa puede utilizarse “para cubrir agujeros” y no para políticas de fortalecimiento social o de relanzamiento económico frente al coronavirus y, además, porque la hipoteca que la Comunidad debe abonar por los prestamos suscritos aumenta en el documento del Ejecutivo a 10.000 millones de euros, más de 1.400 millones a pagar en 2021.       
 
LOS PRINCIPALES VACIOS PRESUPUESTARIOS
 
El primer análisis del proyecto contable del Gobierno de Aragón identifica que no habrá subida salarial a los funcionarios y por lo tanto queda sin responder el esfuerzo y especial dedicación demostrado durante la pandemia, entre otros, por médicos, enfermeros, policía autonómica, profesores o profesionales sociosanitarios. La atención primaria no resulta reforzada pese a soportar buena parte del impacto de la COVID-19. Se confirma la repetición de prácticamente las mismas infraestructuras en colegios, centros de salud y hospitales que en los presupuestos de los últimos años porque no se ejecutaron. No encaja entre las consignaciones disponibles el sustancial aumento de la demanda de ayuda institucional para personas vulnerables o dependientes con la exigua respuesta del Ejecutivo autonómico cifrada en una subida de dos millones de euros. Las carreteras autonómicas continuarán en cuanto a mantenimiento en el mismo nivel de precariedad de los últimos años. Los ayuntamientos y las comarcas, pese a ser prestadores de servicios básicos fundamentalmente de carácter social, no verán reforzada su financiación, “en definitiva, aunque ya sé que al Gobierno no le gusta que lo digamos porque confunde la lealtad con el seguidismo, son unas cuentas con previsiones macroeconómicas que nadie avala y con previsiones de ingresos que son ficticias y tramposas por el lado de los gastos”.
 
PARTICIPACIÓN ACTIVA
 
La portavoz popular de Hacienda, tal y como adelantara en su intervención del principios semana en el debate parlamentario sobre el techo de gasto, traslado hoy al Ejecutivo que “si realmente existe esa voluntad de pacto de la que tanto alardea el señor Lambán queremos hablar, como dijimos el martes, de la estructura del presupuesto, queremos que esas medidas del pacto por la recuperación tengan reflejo en el presupuesto, que no lo tiene, sólo de palabra pero no de acción”, y añadió “queremos hablar del fondo del presupuesto porque no va de mover 10.000 euros aquí o 20.000 allá de un programa a otro, va de hablar de los proyectos globales, de qué se destina en cada sección y para qué”.