Presupuesto DGA 2021

El PP defiende un no responsable y razonado


  • Carmen Susín lamenta que el presupuesto no esté alineado con la estrategia aragonesa de recuperación  
  • Alerta del aumento sustancial de la deuda pública que llevará a futuros gobiernos a una situación financiera “insostenible”
  • Acusa al Ejecutivo de no llamar al PP para dialogar sobre las cuentas públicas en un momento de fuerte crisis sanitaria, social, económica y de empleo

19/11/2020 - Cortes de Aragón

El PP defiende un no responsable y razonado

Zaragoza, 9 de noviembre de 2020.- El Partido Popular defendió esta mañana en las Cortes de Aragón un no razonado y responsable al presupuesto de Javier Lambán para el ejercicio 2021. En el debate a la totalidad del Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma la portavoz popular de Hacienda expuso argumentos, cifras y datos para sostener que la cuenta de ingresos y gastos presentado por el Ejecutivo autonómico “no está alineada con la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica”, y además “este presupuesto sigue sin resolver los viejos problemas y sin afrontar los nuevos. Este presupuesto hipoteca futuras generaciones sin rescatar a la generación que está haciendo frente a la COVID”.


ERRORES DE PARTIDA

Técnicamente, explicó Susín, el Gobierno construye su proyecto contable desde un punto de partida erróneo, con cifras de previsiones de ingresos y gastos desfasadas o irreales y que además apela al endeudamiento con riesgo como importante parámetro de referencia, “sólo usted se cree un crecimiento del PIB entre el 8,37% y el 10,9%. No se lo creen ni Ibercaja, ni Funcas, ni el BBVA, ni la Airef. No se lo cree nadie más que usted” replicó la diputada al consejero de Hacienda en su turno de intervención. Otro de los fundamentos del documento del Ejecutivo se sustenta sobre la incierta recepción de fondos europeos extraordinarios a través de REACT-EU 2021 o del ‘resto de políticas’ como figura la consignación en los PGE, 216 millones según presupone el presupuesto autonómico y hasta 1.000 millones llegó a afirmar el presidente del Gobierno sin llegar a aportar documentos que lo corroboren. El último descuadre contable explicado por Carmen Susín, éste sí real en las cuentas del Gobierno, corresponde al significativo aumento de la deuda pública que llegará hasta los 10.000 millones a fínales de 2021, la suscripción de préstamos a largo plazo por valor de 1.777 millones y 1.435 millones, sólo el año próximo, para pagar amortización y gastos de la deuda. Una hipoteca “insostenible” que tendrán que pagar los futuros gobiernos.

UN RECHAZO REFORZADO TRAS OIR A LOS CONSEJEROS

Carmen Susín explicó que el rechazo responsable y razonado del Partido Popular al presupuesto de Aragón quedó reforzado tras las comparecencias parlamentarias de los consejeros para detallar los proyectos de sus departamentos.

Entre las quiebras del presupuesto la diputada popular destacó como ejemplos a un insuficiente crecimiento en 2021 de cinco millones para actuar sobre la industria, el comercio y el turismo regional cuando las pérdidas originadas por las restricciones de la covid han golpeado con cierres definitivos a la hostelería, el comercio y el turismo. Una menguada subida de un millón de euros en el Departamento de Economía, irrelevante para afrontar un sustancial aumento del desempleo del 20% en 2020 respecto a 2019 y casi 78.000 parados y 12.870 trabajadores sujetos a un ERTE. Un presupuesto que no incrementa los salarios de los profesionales sanitarios pese al continuado esfuerzo demostrado desde el mes de marzo y que tampoco prevé nuevas contrataciones, o que deja en muy segundo plano la atención sanitaria a las patologías no covid y no robustece a la atención primaria. Cuentas congeladas en Ciudadanía para atender a las personas más desfavorecidas, con recortes de once millones a inclusión social, menos dinero para la teleasistencia, el mismo dinero para auxilios de urgente necesidad, para las ayudas a domicilio y las prestaciones a la dependencia, precisamente cuando más se necesitan. Nulo esfuerzo del Departamento de Educación para atender la nueva realidad de enseñanza online exigida por el coronavirus o para pagar los gastos extra en los colegios que garanticen la seguridad sanitaria, y menos dinero para construir colegios. Inexistencia de dotación, otro año más, para financiar el fondo aragonés de I+D+i, un recorte del 15% en la Dirección General de Investigación e Innovación o una disminución de un 53% en las becas de investigación.        

DEJAR FUERA AL PARTIDO POPULAR

A los argumentos anteriores para sustentar su rechazo al proyecto presupuestario del Gobierno, la portavoz de Hacienda del Partido Popular añadió el nulo interés del Ejecutivo por plantear algún tipo de diálogo o cuerdo con el principal partido de la oposición para afrontar la crisis sanitaria, social, económica y de empleo. Fueron numerosas las ocasiones durante su intervención en las que Susín afeó a los diferentes miembros del cuatripartito su negativa al intercambio de opiniones con los populares, para llegar a la conclusión de que el presupuesto ya estaba blindado desde el mismo momento de su aprobación por el Consejo de Gobierno y que las llamadas al diálogo y al pacto sólo eran parte de la escenificación.

“Queríamos hablar y no nos llamaron, de solucionar los viejos problemas y de afrontar los nuevos alineados con la estrategia que firmamos todos”, concluyó Carmen Susín para reafirmar la negativa del Partido Popular a respaldar un proyecto presupuestario que servirá “para perpetuar los viejos problemas y no afrontar la crisis sanitaria, social y económica tal y como la establecimos en el pacto por la recuperación”.