Las Cortes respaldan considerar la caza como actividad esencial


  • La propuesta de Ramón Celma se adelantó tres semanas a la reciente norma del Gobierno que aún mantiene carencias
  • El portavoz popular de Agricultura lamenta que el Ejecutivo “no entienda la esencia de la caza” y pone en valor los aspectos de control cinegético y creación de riqueza en el medio rural

24/11/2020 - Cortes de Aragón

Las Cortes respaldan considerar la caza como actividad esencial

Zaragoza, 24 de noviembre de 2020.- Amplio respaldo de las Cortes de Aragón a la propuesta de Ramón Celma, portavoz de Agricultura del Partido Popular, para declarar la caza como actividad esencial y permitir la práctica de esta actividad en todo el territorio aragonés pese a las restricciones por la COVID-19. La iniciativa de los populares, registrada hace ya tres semanas pero sustanciada hoy en la comisión de Agricultura, obtuvo primero el apoyo del Gobierno autonómico que mediante una resolución publicada el pasado jueves recogía en esencia lo planteado hoy por los populares y, quedó reforzada esta tarde por el Parlamento autonómico al aprobar el texto íntegro del Partido Popular.

No obstante Ramón Celma consideró “mejorable” la norma jurídica del Ejecutivo autonómico porque “se siguen produciendo dificultades para practicar la caza”, lo que el diputado achacó al desconocimiento por parte de la Administración aragonesa “de la esencia de lo que significa ser cazador”, y que el portavoz popular explicó como “colaborar con los agricultores de secano de Monegrillo o Pina de Ebro” para evitar que determinadas especies acaben con la siembra, “o colaborar de manera muy estrecha con los ayuntamientos y con la economía de la España rural” o, destacó, “colaborar en el control de especies como la cabra o el jabalí en Teruel y evitar que se trasladen a la ganadería extensiva produciendo graves problemas”.

Como parte menos efectiva y más restrictiva de la nueva orden departamental de la consejería de Agricultura para la práctica de la caza durante el estado de alarma el diputado resaltó la delegación en los ayuntamientos de determinados permisos lo que supone, en su opinión, “una falta de confianza en un colectivo que de manera muy mayoritaria hace las cosas bien”, y consideró negativas estas limitaciones administrativas porque “si estamos hablando de la España vaciada, tomemos medidas que ayuden a que sobrevivan las personas que viven en lo que algunos denominan la España vaciada, porque con sus entorpecimientos lo que consiguen es vaciar esa España”.

El texto del Partido Popular aprobado esta tarde por las Cortes de Aragón considera la caza como una ‘herramienta esencial en nuestra comunidad tanto por su impacto económico como por su utilidad sanitaria’ y destaca su eficacia para reducir ‘las afecciones que las superpoblaciones de determinadas especies silvestres (conejos, corzos, ciervos, cabras hispánicas, jabalíes, etc.) generan en las cosechas’, además de ‘evitar que prospere la transmisión de enfermedades (como la peste porcina africana-PPA, brucelosis, sarna, triquinosis, enfermedad de Crimea-Congo, etc.) y reduce los accidentes de tráfico producidos por especies silvestres’. El documento concluye con una advertencia sobre las consecuencias económicas negativas originadas por la prohibición de esta actividad así como de ‘la pérdida de empleo del mundo rural en zonas de especial riesgo de abandono demográfico, asociado a la no organización de grandes cacerías, cese en la venta y distribución de carne de caza y venta de accesorios de caza.’