COVID-19

Los populares alertan de la situación de “no retorno” para la hostelería y el turismo sin compensaciones del Gobierno


Juan Carlos Gracia recuerda al Ejecutivo que “desde principios de diciembre tiene sobre la mesa un plan del PP con medidas concretas para salvar al sector” 
Exige además al Gobierno que aporte “certidumbre” en lugar de confusión con decisiones contradictorias 

08/01/2021 - Cortes de Aragón

Los populares alertan de la situación de “no retorno” para la hostelería y el turismo sin compensaciones del Gobierno
Zaragoza, 8 de enero de 2021.- Fuertes críticas del Partido Popular a la exigua respuesta del Gobierno que preside Javier Lambán ante las nuevas restricciones que afectan a hosteleros y comerciantes aragoneses. Con unas cifras de paro disparadas en el sector servicios especialmente en el pasado mes de diciembre y numerosos cierres de pequeños negocios vinculados con la hostelería y el turismo, la respuesta del Ejecutivo autonómico sigue careciendo de músculo, “y al final esto es una auténtica ruina. Así es imposible mantener cualquier negocio, es imposible mantener cualquier empleo en el sector de la hostelería o en el sector del turismo” señaló esta mañana Juan Carlos Gracia, portavoz de Industria, Comercio y Turismo del Partido Popular en el Parlamento autonómico.
 
La respuesta del Ejecutivo regional a estos sectores en crisis llegó con demasiado retraso desde la declaración del estado de alarma en marzo de 2020, pero además resultó ser ‘una patraña’ y ‘un parche que no arregla nada’ como se encargaron de proclamar al instante las asociaciones del sector y hoy suscribió Gracia “quién puede pensar en esta comunidad autónoma que sectores que llevan diez meses cerrados o con restricciones pueden subsistir o sobrepasar esta pandemia con una cantidad simbólica de mil euros, o con terrazas que tiene que estar al 50% o también con restricciones de aforo en los interiores”. 
 
El portavoz popular expuso como último ejemplo de la “desorientación” del Gobierno Lambán respecto a estos sectores productivos, en su mayoría gestionados por autónomos, familias y pequeñas pymes, los mensajes contradictorios relacionados con la temporada de esquí en Aragón “es que primero dicen que no se va a abrir, luego anuncian a bombo y platillo que sí que se van a abrir, y luego vemos que las estaciones de esquí no se abren y además se aplican confinamientos perimetrales en las tres provincias aragonesas. Y esto es un mazazo para todas las empresas, para todas esas familias, para todos los asalariados cuya economía depende de este deporte invernal”.
 
En lo referente al mantenimiento de la actividad productiva y la generación de empleo y tras casi diez meses de gestión de la pandemia Juan Carlos Gracia caracterizó al Gobierno autonómico por la “torpeza para adoptar las medidas necesarias en cada momento, su penuria a la hora de ofrecer las ayudas necesarias, ineptitud total para solucionar los problemas que están derivando de esta pandemia, y sobre todo una indiferencia ante la grave situación que están sufriendo miles de familias aragonesas”.
 
LA ALTERNATIVA DEL PARTIDO POPULAR
 
El diputado volvió a poner sobre la mesa las diferentes propuestas de rescate para “las familias que dependen de la hostelería y que dependen del turismo” formuladas por el Partido Popular al Ejecutivo. Ayudas directas para el turismo y para el comercio, además de planes específicos con acciones concretas para el conjunto de la hostelería “consensuadas con el propio sector y que el Gobierno de Aragón, una vez más, no ha querido aprobar”, algo que Gracia achacó a “la sordera y la limitada capacidad para llegar a acuerdos con el Partido Popular y también con la sociedad aragonesa”. 
 
El último ejemplo fue el rechazo de PSOE, Podemos, CHA y PAR al paquete de medidas compensatorias propuestas por el Partido Popular para la reactivación del sector de la hostelería con una dotación presupuestaria de 38 millones de euros que, entre otras iniciativas, planteaba la ampliación de los aforos al 50% de la capacidad máxima de los locales, nuevos horarios de cierre menos exigentes, mantenimiento de los ERTE durante el año 2021, un IVA reducido y el aplazamiento o exoneración en el pago de determinados impuestos.