Tasa de vertido

Alcaldes y concejales de la provincia presentan cientos de alegaciones contra la subida de la tasa de vertido.


  • Los municipios rechazan la medida por “discriminatoria y desproporcionada” con el medio rural e insisten en que “no es la manera de luchar contra la despoblación”
  • Las comarcas de Campo de Belchite (quince municipios) y Ribera Baja (diez) aprobaron en Pleno pedir que no se aplique. También lo harán los ayuntamientos de María, San Mateo, Nuez, Cuarte, Botorrita o Samper, entre otros

01/12/2017 - Diputación Provincial de Zaragoza
Alcaldes y concejales de la provincia presentan cientos de alegaciones contra la subida de la tasa de vertido.    title=

Zaragoza, 1 de diciembre de 2017.- Alcaldes y concejales del PP de la provincia han presentado esta mañana más de 400 alegaciones contra la subida de la tasa de vertido que quiere aplicar el Ayuntamiento de Zaragoza. El portavoz de los populares en la DPZ y concejal de Fuentes, Francisco Artajona, ha insistido en que este incremento del canon que pagan los pueblos que vierten en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTRUZ) es “discriminatorio con el medio rural”, “precipitado” y “desproporcionado”.

De forma paralela, diversos municipios están enviado al Consistorio de Zaragoza su rechazo a los cambios que se quieren incluir en la ordenanza fiscal. En concreto, los plenos de las comarcas del Campo de Belchite y la Ribera Baja, que agrupan a 25 municipios, aprobaron por unanimidad una moción del Partido Popular para instar al alcalde de la capital, Pedro Santisteve, a que mantenga el importe actual de 17,7
euros por tonelada y ceje en su empeño de actualizarlo hasta los 30,80 euros.

También ha salido adelante esta moción en las sesiones plenarias de municipios como Botorrita, Samper de Salz, San Mateo de Gállego, Nuez de Ebro, Mediana, María de Huerva y Cuarte.

Las firmas han sido entregadas por el portavoz de PP en la DPZ, Francisco Artajona, y los alcaldes de Belchite (Carmelo Pérez), Botorrita (Ignacio Hernández) y Samper de Salz (Alberto Gómez). “Esta subida que quiere aplicar el Gobierno de la ciudad es desproporcionada porque supone incrementar el impuesto en un 75% a municipios que no tienen otra opción”, ha denunciado Artajona. “Además es discriminatoria porque solo va a afectar al medio rural, ya que el precio se seguirá bonificando para la ciudad de Zaragoza”, ha recalcado el portavoz.

Los populares denuncian también que es una medida “precipitada” porque existe un convenio entre el Ayuntamiento de la capital y la DPZ para negociar precisamente la prestación de este tipo de servicios. “El alcalde de Zaragoza debe posponer esta subida y el presidente de la Diputación, Juan Antonio Sánchez Quero, debe sentarse a negociar con el señor Santisteve para evitar algo tan perjudicial para las economías de la provincia”.

 

“NO ES LA MANERA DE LUCHAR CONTRA LA DESPOBLACIÓN”

Los alcaldes que han acudido a entregar las firmas han recalcado que “esta no es la manera de luchar contra la despoblación”. “No necesitamos comisiones de estudio ni palabras contra este problema, lo que necesitamos es que no se penalice vivir en un pueblo con subidas de impuestos como esta”, ha explicado Alberto Gómez, alcalde de Samper de Salz.

Este incremento no tiene en cuenta aspectos como que la distancia que separa a los municipios del CTRUZ encarece el servicio aún más si cabe y obvia que miles de zaragozanos regresan a sus pueblos los fines de semana o en épocas festivas, periodos en los que estos núcleos soportan un incremento de residentes.

Ayer mismo, el diputado Ramón Celma presentó una moción en el Pleno de Las Cortes en el que pidió a la DGA que negociase con el Ayuntamiento de Zaragoza esta subida. Además, a finales de septiembre, el grupo popular en la DPZ elevó una moción al Pleno de la institución en el mismo sentido; y esta salió adelante. En ella se instaba al presidente de la Diputación a que propusiera que esta tasa no se actualizara hasta que llegara a un acuerdo con el Ayuntamiento.