Tasa de vertido

El PP exige un acuerdo institucional para reducir la carga económica que deben asumir decenas de municipios de Zaragoza que vierten en el CTRUZ


  • Los populares tildan de “incoherencia” subir a los pueblos la tasa de vertido un 75% mientras existe una declaración institucional para impulsar medidas que ayuden a frenar la despoblación en el medio rural 
  • Una de las soluciones pasaría por que la DGA suscriba, dentro del Plan GIRA, un convenio con la DPZ que incluya acuerdos concretos para financiar a través del presupuesto autonómico el coste de las plantas de transferencia que se van a construir

12/11/2018 - Diputación Provincial de Zaragoza
El PP exige un acuerdo institucional para reducir la carga económica que deben asumir decenas de municipios de Zaragoza que vierten en el CTRUZ    title=

Diputación de Zaragoza, 12 de noviembre de 2018.- El Partido Popular en la DPZ elevará una moción en el Pleno del miércoles para intentar frenar, una vez más, el impacto del ‘tasazo’ que se ha aprobado en el Ayuntamiento de Zaragoza y que condena a los pueblos de la provincia que vierten en el CTRUZ a pagar un 75% más que hace dos años. Esta medida se aprobó con el apoyo de todos los grupos municipales menos del PP a pesar de que tanto la Diputación Provincial como el Gobierno de Aragón tienen planes para, supuestamente, bonificar los servicios de los pueblos y frenar así la despoblación. 

Los populares siempre han defendido que esta subida es “injusta y desproporcionada” y, además, totalmente “incoherente” si de lo que se trata es de ser equitativos con el territorio. Por ejemplo, la DPZ y el Ayuntamiento de Zaragoza firmaron un convenio para las obras en barrios rurales en el que se acordó suscribir un acuerdo para fijar unas mejores condiciones económicas y técnicas de tratamiento de residuos de los municipios que quisieran verter en el CTRUZ. 

No es de recibo, entonces, que esto no se aplique a los pueblos. Pero, además, el propio Pleno de la DPZ aprobó (12 de marzo de 2017) una declaración institucional para luchar contra la despoblación en el medio rural de la provincia. Sin embargo, el incremento de esta tasa es totalmente contrario a este espíritu. “Por eso pediremos el apoyo a los grupos representados en la DPZ para instar al Ayuntamiento a que rebaje la tasa en virtud de los acuerdos que ya tiene con la institución provincial”, explica el portavoz del PP en la Diputación, Francisco Artajona

 

LA DGA DEBE INVOLUCRARSE DENTRO DEL PLAN GIRA

La solución, a juicio del PP, pasa por que todas las instituciones se coordinen, algo que, si existe voluntad política, sería fácil, ya que todas tienen programas relacionados con los residuos para poder cumplir con las directrices europeas. En el caso de la DPZ, se ha aprobado el plan Ecoprovincia. La institución, finalmente, y tras la presión de los populares, se ha comprometido a asumir el transporte de los residuos desde los pueblos hasta las plantas de transferencia dentro del plan, pero la medida “todavía no es suficiente”. 

“Creemos que es necesario que la DGA, que aún no se ha pronunciado, asuma el compromiso de financiar al 100% la construcción, instalación y mantenimiento de las plantas de transferencia del plan Ecoprovincia”, explica Francisco Artajona. “De esta forma, el dinero que la DPZ iba a destinar a esto, y que asciende a 4 millones de euros, se podría destinar a colaborar con los municipios en otras funciones de su competencia”, añade. 

De hecho, el Gobierno de Aragón es el que tiene la mayor competencia en el tema de residuos. Dentro de su plan integral de residuos (Plan GIRA), alude explícitamente a la colaboración con las administraciones locales al asumir que “la dispersión poblacional que caracteriza a nuestra Comunidad Autónoma hace inviables las soluciones o modelos aislados para el cumplimiento de la ley”. Precisamente, en el anterior Plan GIRA (aprobado en 2005), la Comunidad Autónoma suscribió varios convenios para crear consorcios con los que el Gobierno de Aragón financió al 100% los costes de construcción de nuevos vertederos, así como de las infraestructuras y equipamientos para hacer estaciones de transferencia (incluidos los vehículos de transporte), contenedores, etc.