PGE 2019

“Los presupuestos que plantea Sánchez ignoran infraestructuras decisivas para vertebrar el medio rural y fijar población en nuestros pueblos”


  • El proyecto recoge una inversión para Aragón muy inferior a la media de otras comunidades, y en Zaragoza aplaza el desdoblamiento de la N-232 en El Burgo y retrasa la variante de Borja, entre otras obras pendientes
  • “No hay iniciativas reales para combatir el problema de la España vacía, y la inversión para luchar contra la despoblación no se puede reducir a abrir 20 oficinas”, insiste el portavoz del PP en la DPZ

16/01/2019 - Diputación Provincial de Zaragoza
“Los presupuestos que plantea Sánchez ignoran infraestructuras decisivas para vertebrar el medio rural y fijar población en nuestros pueblos”    title=

Diputación de zaragoza, 16 de enero de 2019.- El proyecto de Presupuestos presentado por el Gobierno de Pedro Sánchez recorta drásticamente la inversión en algunos de las infraestructuras y puntos negros de la provincia de Zaragoza. El portavoz del PP en la DPZ, Francisco Artajona, ha lamentado el “varapalo” que esta decisión supone para los pueblos, ya que la vertebración y las oportunidades de futuro en los mismos pasan por tener unas carreteras y autovías dignas. 

La zona de Belchite y Ribera Baja tenía comprometido el inicio del desdoblamiento de la N-232 con el límite de la provincia de Teruel, algo decisivo para evitar el ya constatado repunte de siniestralidad en algunas vías y que queda pendiente. Además se reduce al mínimo el impulso a la futuro autovía de Navarra (A-15), entre la localidad soriana de Ágreda y Tarazona, en el límite provincial de Zaragoza. La partida destinada a este tramo se recorta de los 500.000 euros a los 100.000 euros. Tampoco será el año de la variante de Borja, que está concebida para sacar fuera del casco urbano el tráfico de la N-122, un importante eje de comunicaciones entre esta zona de la provincia y la meseta castellana. 

No ha corrido mejor suerte el desdoblamiento de la N-II en uno de sus tramos más peligrosos, el que conecta Pina de Ebro y Candasnos. El año pasado fallecieron aquí cinco personas. 

“Las cuentas son extremadamente decepcionantes y crueles con las comunidades que sufrimos especialmente la despoblación, como Aragón. Que vendan unos presupuestos supuestamente sociales sin pensar en el medio rural es una tomadura de pelo”, insiste el portavoz del PP en la DPZ, Francisco Artajona. “Estamos ante un intento de Sánchez de contentar a los independentistas para mantenerse en el sillón que perjudica seriamente a los españoles”, añade. 

 

20 OFICINAS CONTRA DESPOBLACIÓN PARA TODA ESPAÑA

El proyecto asfixia al máximo las inversiones que permitirían mejorar la vida y el transporte en el medio rural pero, paradójicamente, incluye 10 millones que deberán repartirse en toda España para abrir oficinas contra la despoblación. “No solo es una cantidad totalmente ridícula para hacer frente a lo que ellos denominan reto demográfico, sino que se centra en medidas totalmente burocráticas y difícilmente aplicables, que muestran un total desconocimiento de la realidad”, insiste Artajona. De hecho, solo el plan contra despoblación que tiene en marcha la DPZ supera el millón de euros. 

El plan que recogen los PGE está destinado a 20 comarcas rurales de toda España (solo en Aragón hay 33; 13 de ellas en la provincia de Zaragoza) y su objetivo es crear oficinas con un equipo multidisciplinar para poner en valor los recursos de la zona y atraer nuevos pobladores. “No hay mejor impulso a una zona que dotarla de las carreteras que necesita y de las conexiones que atraerán negocios y turismo. Eso es dar soluciones, no abrir oficinas”, insiste Artajona.

En la presentación de los PGE, las ministras subrayaban constantemente que se buscaba potenciar la “convivencia, el equilibrio y la unión”, fomentando el crecimiento económico para redistribuir la riqueza y la igualdad de oportunidades. Sin embargo, mientras Andalucía y Extremadura reciben programas de apoyo específico como el de fomento del empleo agrario (236 millones de euros), aquí no llega nada similar. “Mientras a algunas Comunidades les toca “el gordo” de los PGE, a nuestra provincia y a Aragón en general no nos toca ni la pedrea”, lamenta Artajona.