Ayuntamiento de Zaragoza

ZeC se niega a dar explicaciones en Junta de Portavoces sobre el informe de Intervención por las ilegalidades en Zaragoza Cultural.


  • El Partido Popular exigirá el lunes la convocatoria de una Comisión extraordinaria de Economía para que se debata el informe del interventor y la depuración de responsabilidades
  • María Navarro lamenta el “espectáculo bochornoso de quienes decían venir de adalides de la transparencia y se parapetan en el oscurantismo para tapar sus miserias”
  • La concejal popular recuerda que Rivarés pidió a los funcionarios esconder la cesión ilegal del parque infantil Río y Juego a Pamplona porque se le podía “caer el pelo”

15/03/2019 - Ayuntamiento de Zaragoza
ZeC se niega a dar explicaciones en Junta de Portavoces sobre el informe de Intervención por las ilegalidades en Zaragoza Cultural.    title=

Zaragoza, 15  de marzo de 2019. El Gobierno de Zaragoza en Común se ha negado esta mañana a convocar la Junta de Portavoces extraordinaria solicitada por el Partido Popular para debatir el informe de Intervención sobre la gestión de varias contratas de la sociedad Zaragoza Cultural en las que entiende que hay ilegalidades y anomalías y en las que sostiene que hay que depurar responsabilidades.

Ante esta negativa, para la que sorprendentemente se aduce que ya hay suficiente información con la auditoría del interventor, el Partido Popular exigirá el lunes la convocatoria de una Comisión extraordinaria de Economía y Hacienda. “Si Zaragoza en Común se cree que no se va a debatir en el Ayuntamiento sobre el primer informe de Intervención de su historia en el que se pide depurar responsabilidades sobre determinadas gestiones, es que no conocen a los concejales del Partido Popular”,
comenta al respecto María Navarro.

Navarro lamenta al respecto el “espectáculo bochornoso de quienes decían venir de adalides de la transparencia y no cesan de parapetarse en el oscurantismo para intentar tapar sus miserias”. Al respecto, recuerda que fue el propio Fernando Rivarés quien se autoinculpó en el famoso correo electrónico en el que reconocía las irregularidades en la cesión del parque infantil Río y Juego a Pamplona, correo en el que pedía a los funcionarios que lo solucionasen “con fecha acorde” porque “se le podía caer el pelo”.