#PlenoAragón

El PP avisa que el desequilibrio contable en 2019 afectará negativamente en los presupuestos de 2020 y 2021


  •  Carmen Susín, portavoz de Hacienda del PP, calcula en 600 millones de euros el agujero que acumulará el Gobierno Lambán
  •  El Ejecutivo autonómico debe encajar una deuda extra no prevista de 230 millones, lo que le obligará a reducir determinadas partidas que aún no ha desvelado

12/03/2020 - Partido Popular de Aragón
El PP avisa que el desequilibrio contable en 2019 afectará negativamente en los presupuestos de 2020 y 2021    title=

Zaragoza, 12 de marzo de 2020.- El avance de la liquidación del presupuesto del año 2019 de la Comunidad Autónoma de Aragón no ofrece cifras positivas, pero es que además las perspectivas para el año 2020 tiran por tierra las previsiones exageradamente optimistas que realizó el gobierno presidido por Javier Lambán.


Esta mañana durante la sesión plenaria que celebran las Cortes de Aragón, Carmen Susín, portavoz de Hacienda del Partido Popular en el Parlamento regional llamó la atención sobre dos hechos derivados del análisis de los datos facilitados por el propio Ejecutivo: desde el año 2015 el Gobierno socialista aragonés autoproclamado como defensor de las políticas públicas ha aumentado la externalización de servicios en más de 300 millones de euros; y dos, las limitaciones continuadas a la inversión pública en infraestructuras como hospitales, colegios o carreteras cifradas en un 25% respecto a ejercicios anteriores, sitúa a la hacienda pública aragonesa en una situación de enorme inestabilidad para los próximos años al depender en gran medida de los impuestos aportados por los aragoneses en lugar de responder al empuje económico originado por la actividad inversora de la Administración autonómica.

A este avance negativo sobre la foto definitiva para 2019 contribuye, aseguró Carmen Susín en su intervención, la demostrada incapacidad del Gobierno aragonés para contener el déficit público, “en 2019 ha sido de 230 millones de euros. Si no recuerdo mal el déficit máximo permitido era del 0,1% y por lo tanto debería haberse quedado en 37 millones de euros. Por lo tanto, hemos finalizado 2019 con un 0,7%, o sea, cinco veces más del permitido por el Ministerio de Hacienda”. Un déficit consolidado después en una obligación contable que el Ejecutivo autonómico deberá encajar en sus presupuestos para los años 2020 y 2021 como si se tratara de una especie de ‘deberes’ para los alumnos incumplidores que deberán entregar al Gobierno de España a través del denominado Plan Económico Financiero (PEF).

Pero es que como se encargó de recordar Susín al consejero de Hacienda, “además de los 230 millones de euros que va usted que tener que retener en 2020 y 2012, hay ahora mismo unos 20 millones de euros en la cuenta 409 (acreedores por operaciones pendientes de aplicar al presupuesto) que usted tendrá que pagar con cargo a los presupuestos de 2020”, lo que significa una mayor distorsión del presupuesto”, pero es que a esa cantidad hay que añadir el pago anual de la deuda pública y de sus intereses, en torno a los 1.200 millones de euros anuales.

La pregunta clave en la intervención de Carmen Susín ante el pleno “cómo van a controlar la deuda pública que se está cronificando y no nos permite salir del círculo vicioso en el que se han metido y cómo van a absorber los 230 millones de déficit, más los 20 de la 409. De dónde va a sacar la infradotación del Capítulo I. de dónde van a salir los 80 millones de euros del IVA que no nos van a llegar de Madrid pero que sí vamos a tener que devolver porque amablemente nos los van a prestar a interés cero, y a eso le vamos a sumar también los 220 millones menos que se suponía que iban a llegar y no van a llegar. O por decirlo más claro, dónde van a mater la tijera Sr. Pérez Anadón, porque así en redondo yo veo 600 millones de euros que usted va a dejar de gastar”. Una pregunta que quedó sin respuesta, como viene siendo habitual en las respuestas que ofrece el titular de Hacienda cuando comparece en las Cortes de Aragón.