“Es nuestro deber reorientar las cuentas de la DPZ desde el consenso para paliar el impacto del COVID”


 
El portavoz del PP en la Diputación ha mantenido diversas conversaciones con el presidente para trasladarle sus aportaciones al plan que se está consensuando
Los populares apoyan las decisiones que se han tomado e insisten en que es crucial que las ayudas lleguen cuanto antes a autónomos, pymes y familias

18/04/2020 - Diputación Provincial de Zaragoza
“Es nuestro deber reorientar las cuentas de la DPZ desde el consenso para paliar el impacto del COVID”
    title=

18 de abril de 2020.- El impacto social y económico de la crisis sanitaria desatada por el COVID debe encontrar una respuesta de consenso y respeto mutuo en las instituciones, que son las encargadas de gestionar las consecuencias para minimizarlas. Por eso, el Grupo Popular de la Diputación Provincial de Zaragoza apoyará las decisiones que se tomen en esta Institución siempre y cuando tengan como objetivo prioritario ayudar a los ayuntamientos de la provincia en un momento tan complicado. Los populares harán también sus aportaciones a los planes que se van a implementar para conceder ayudas directas a autónomos y pymes de los sectores productivos y de servicios más afectados.

El portavoz del grupo del PP en DPZ, Francisco Artajona, ha estado en contacto directo con el presidente de la DPZ desde el comienzo de esta crisis y le ha trasladado que es urgente que las medidas se orienten a planes de ayudas finalistas para que los ayuntamientos puedan destinar estos recursos a tomar decisiones que alivien la situación de los colectivos más vulnerables. 

La situación de las pymes y de los autónomos en el medio rural es ya especialmente complicada, y ahora se ha agravado. Además, es necesario responder a las necesidades de agricultores y ganaderos, que están sufriendo la paralización del país en un momento en el que deben seguir siendo proveedores de productos básicos, y sobre todo hay que apoyar a las familias que sufran una merma importante de ingresos. También son prioritarias las asociaciones de acción social y cultural que tejen una importante red en el territorio que sostiene a muchas familias en situación vulnerable. 

“Se han tomado decisiones importantes, como convocar un Plan de Ayudas de 1.500.000 euros para financiar los trabajos que los Ayuntamientos están llevando a cabo para frenar la propagación del virus y proteger a la población, o la actuación del servicio de bomberos de la DPZ para desinfectar del virus residencias de ancianos de varios municipios”, explica Artajona. “Pero podemos hacer más. La DPZ tiene recursos suficientes para destinar su presupuesto a lo que ahora es más prioritario”.

Los populares explican que la falta de concreción o el retraso de algunas medidas por parte del Gobierno de Aragón, así como la incertidumbre que está generando el Gobierno de España; obligan a las Instituciones Locales, como la DPZ, a actuar de manera directa y urgente. “Es un ejercicio obligado el repensar, revisar y reorientar parte de los objetivos que se habían planteado para este año en los presupuestos de Diputación. Algunas inversiones pueden esperar ya que ahora las necesidades son otras”, añade Artajona.

Desde el grupo insisten en que los pequeños ayuntamientos han dado además una lección impagable de previsión y servicio a la sociedad desde el inicio de la crisis, enfocando todos sus recursos a frenarla y tomando decisiones valientes. Por eso Artajona anima a “estar a la altura”, y actuar “con lealtad”, máxime en un momento en el que se echa en falta una mayor agilidad por parte del Gobierno central. “Estamos constatado la importancia de las instituciones que están al pie del territorio. Las medidas que se están tomando desde los Gobiernos autonómico y central no están siendo suficientes y en la provincia debemos ser un ejemplo de trabajo en equipo y consenso, ya que representamos a miles de personas”, explica Artajona.

La intención del PP es “arrimar el hombro sin fisuras, pero con lealtad”. Por eso reclamarán al presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, que las propuestas nazcan desde el consenso, contando con las aportaciones de todos, y trabajando para que se lleven al territorio de forma urgente, “pues urgentes son las necesidades del mundo rural ante esta crisis”. “Debemos ser muy ágiles en nuestras decisiones y programar las actuaciones sin perder el tiempo, ya que los próximos meses serán muy complicados, y la DPZ no puede fallar”, asegura Francisco Artajona.