Las Cortes apoyan la propuesta del PP de respaldar a los centros especiales de empleo frente a la COVID-19


Marian Orós pide además al Gobierno de Aragón pagar los retrasos en su aportación a las nóminas de los trabajadores   
Los partidos que sustentan al Ejecutivo rechazan, sin embargo, ampliar la participación en el pago de los salarios 

 


26/05/2020 - Cortes de Aragón
Las Cortes apoyan la propuesta del PP de respaldar a los centros especiales de empleo frente a la COVID-19    title=

Zaragoza, 26 de mayo de 2020.- Implicar al Gobierno de Aragón en el respaldo cerrado a la labor que desarrollan los centros especiales de empleo de manera específica en una situación generalizada de incertidumbre, es el compromiso que esta tarde ha conseguido de las Cortes de Aragón la portavoz de Ciudadanía del Partido Popular, Marian Orós.

La propuesta aprobada vincula políticamente al Ejecutivo autonómico a consensuar los procedimientos de desescalada y los protocolos de seguridad laboral con las entidades que gestionan los centros especiales de empleo. Un segundo punto exige a la Administración autonómica a ponerse al día en la parte que le toca del pago de las nóminas de los trabajadores. También plantea la participación activa de la Sociedad de Garantía Recíproca AVALIA, dependiente de la Corporación Empresarial Pública de Aragón para respaldar líneas de crédito que permitan hacer frente a los problemas de liquidez de estos centros hasta que los pagos pendientes del Gobierno de Aragón estén al día. Un cuarto punto aprobado por el Parlamento propone facilitar la adecuación de la actividad de los centros especiales de empleo a las limitaciones impuestas por la COVID-19.

“Esta crisis económica y social nos va a afectar a todos, pero especialmente a los más vulnerables, el eslabón más débil, y son las personas con discapacidad. Posiblemente uno de los colectivos vulnerables a los que el Gobierno de Aragón tiene capacidad de ayudar para contribuir a no dejar a nadie atrás” manifestó Marian Orós, que recordó a los parlamentarios que “a través de los centros especiales de empleo, además de crear empleo se desarrolla una función de integración social y laboral encomiable, y la demostración de que pueden ser rentables para la sociedad y aportar beneficios a la comunidad como cualquier otra persona”.

La portavoz popular de Ciudadanía tuvo palabras de censura para el Gobierno al que acusó de no tener en cuenta a este amplio colectivo, “no es de recibo que no se reúna con las entidades que gestionan los centros especiales de empleo para coordinar su desescalada. Saben ustedes que las personas con discapacidad intelectual son especialmente afectivas y las medidas de distanciamiento social difíciles de cumplir para ellos, por eso es fundamental que los protocolos de desescalada y seguridad se trabajen con ellos, por eso pedimos que el Departamento se reúna con urgencia”, en referencia a la consejería de Economía de quienes dependen en su relación con la Administración regional. 

Marian Orós advirtió que “muchos centros especiales de empleo se van a tener que reinventar, bien porque su sector está en vías de desaparecer bien porque a raíz del covid la forma de trabajar también va a cambiar. Estamos hablando de más de 1.500 personas, de 1.500 familias que al hándicap de la dificultad de encontrar empleo se añade la discapacidad. Estamos hablando de un colectivo especialmente vulnerable”, y aseguró la capacidad y determinación de quienes integran estos proyectos para adaptarse a la realidad y limitaciones impuestas por el coronavirus.

La parlamentaria del Partido Popular no quiso concluir su intervención sin reivindicar al Ejecutivo autonómico la solución para el retraso de seis meses en el abono de las aportaciones a las nóminas de los trabajadores, “este mes han cobrado noviembre del 2019, por tanto, es fundamental que el Gobierno de Aragón actualice esos pagos y que mientras tanto se busquen fórmulas para avalar esas líneas de crédito que tienen que pedir para pagar las nóminas”. 

En este ámbito de las retribuciones reclamó actualizar las aportaciones de la Administración autonómica a las nóminas de los trabajadores hasta alcanzar el 75% del total, pero los cuatro partidos que respaldan al Ejecutivo, PSOE, Podemos, PAR y CHA prefirieron no concretar ni plazos ni objetivos al Gobierno. Donde evidenciaron su rechazo fue a la propuesta de Marian Orós de crear una convocatoria extraordinaria de subvenciones orientada a iniciativas generadoras de empleo vinculadas a los sectores estratégicos de la economía regional, a la digitalización de estos centros especiales de empleo, al impulso y reorientación de su actividad económica cuando su producción se haya visto afectada por la COVID-19, y a extender este tipo de centros especializados al ámbito rural