CARENCIAS EN EL SERVICIO DE BOMBEROS

El PP exige a la DPZ que convoque la Mesa de Diálogo del SPEI para garantizar la atención a emergencias


Los Bomberos del parque de Calatayud han tenido que sofocar un incendio hoy en Villarreal porque el parque de Daroca está cerrado y solo están trabajando 21 de los 27 compañeros que serían necesarios
El viernes, efectivos de Zaragoza se desplazaron hasta Fuentes porque, de nuevo, el servicio provincial de extinción de incendios estaba bajo mínimos
Es la enésima vez en estos días que los parques se quedan descubiertos, dejando a los municipios de la provincia en una situación de clara indefensión

13/07/2020 - Diputación Provincial de Zaragoza
El PP exige a la DPZ que convoque la Mesa de Diálogo del SPEI para garantizar la atención a emergencias     title=
12 julio, 2020.- El grupo del PP en la Diputación Provincial de Zaragoza va a exigir al presidente de la institución, el socialista Juan Antonio Sánchez Quero, que convoque de manera urgente la Mesa de Diálogo y Seguimiento del Servicio Provincial de Extinción de Incendios (SPEI) ante la “gravísima situación” en la que están los municipios de la provincia por las carencias en el cuerpo de Bomberos. La falta de plantilla ha vuelto a hacerse patente hoy: solo están trabajando 21 de los 27 bomberos que serían necesarios en el territorio. Una de las consecuencias ha sido que el parque de Daroca no ha podido abrirse por la falta de personal, y por eso ha sido necesario desplazar a compañeros de Calatayud a ayudar a sofocar un incendio en un campo de Villarreal de Huerva.
 
El pasado miércoles, en Pleno, salió adelante por unanimidad la moción del PP y C’s para que la DPZ pague lo que adeuda a los Bomberos, cubra de una vez por todas las plantillas y haga caso de los dictados de Inspección de Trabajo. Esta situación no ha hecho más que agravarse en los últimos dos años. En ese momento, el presidente de la institución provincial tildó a los populares de “alarmistas” y les acusó de intentar sacar rédito político de la situación. Sin embargo, los problemas son evidentes.
 
Prácticamente NINGÚN DÍA hay ningún parque que pueda contar con el total de su plantilla (deberían ser 4 bomberos en los grandes y 2 en los pequeños), lo que obliga a redistribuir al personal cada mañana y a que si surgen más de dos siniestros a la vez haya que hacer un auténtico encaje de bolillos para atender incendios o accidentes. 
 
Hoy, en concreto, hay activos 21 trabajadores (con el coordinador incluido), lo que ha causado que el parque de Daroca no se haya abierto. Por eso, cuando se ha desatado un incendio en un campo de Villarreal de Huerva, han tenido que acudir desde la base de Calatayud (a unos 40 minutos de distancia). 
 
“Al presidente se le llena la boca hablando de la necesidad de combatir la despoblación brindando servicios de calidad, pero uno de los más esenciales, el destinado a salvar vidas en siniestros e incendios, está totalmente abandonado”, denuncia Francisco Artajona, portavoz del PP en la DPZ. Los populares piden que se saquen las plazas que faltan, se paguen los atrasos en las nóminas y las facturas pendientes de reparaciones y material y que se sigan los dictados de la Inspección de Trabajo. 
 
En casi todos los casos, cada vez que los trabajadores de estos parques acuden a un siniestro es imposible atender nada más. Estos son algunos de los déficits asistenciales que se han producido en solo siete días:
 
- El sábado 4 de julio, hubo un accidente de tráfico en la N-122 entre Magallón y Borja y fue necesario excarcelar a varias personas. En el parque más cercano (Tarazona) solo había dos bomberos; el de Ejea estaba atendiendo un incendio en el campo y fue necesario recibir ayuda de efectivos de Calatayud y La Almunia que, lógicamente, tardan una hora en llegar.
- El viernes, 10 de julio; bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza tuvieron que desplazarse a Fuentes para apagar un incendio porque los de El Burgo (que solo eran dos) estaban atendiendo otro aviso. 
- El 9 de julio un conductor cayó con su vehículo por un barranco en Olvés. Como fueron los bomberos de Calatayud, este parque tuvo que cerrarse.
- A principios de semana, el parque de La Almunia estuvo completamente cerrado durante más de hora y media por atender el incendio de un camión, y lo mismo ocurrió con los de Ejea y Tauste, que sofocaron el fuego desatado en una vivienda en Pedrola. 
 
“Creemos que estos episodios son gravísimos: el equipo de Gobierno debe solucionar con urgencia la delicadísima situación en la que está el SPEI ante el ‘plante’ de los bomberos de hacer servicios extras que, por otra parte, no les abonan desde hace muchísimo tiempo. Soportamos una deficiente gestión de personal y sufrimos las consecuencias de la falta de ofertas de empleo público a su debido tiempo”, insiste Artajona. “Esta situación solo puede solucionarse con responsabilidad y con diálogo, porque es crucial para la atención de cientos de municipios de la provincia de Zaragoza”.