Un nuevo fallo informático de la DPZ bloquea el reparto de casi 2,5 millones de euros entre pueblos y barrios rurales


El Plan de Barrios Rurales, que afecta a 40 núcleos, y el PIMED, para municipios con especiales necesidades, no pueden salir adelante porque el sistema para convalidarlos no funciona
El grupo del PP en DPZ denuncia que los fallos informáticos son “constantes” y exige que se complete la plantilla, que tiene diez plazas sin cubrir

15/09/2020 - Diputación Provincial de Zaragoza

Un nuevo fallo informático de la DPZ bloquea el reparto de casi 2,5 millones de euros entre pueblos y barrios rurales    title=
15 septiembre, 2020.- Un nuevo problema informático vuelve a entorpecer la gestión en la Diputación Provincial de Zaragoza. Hace unos meses, los fallos en el sistema ocasionaron importantes retrasos en el pago de varias nóminas, y ahora estos han causado que no puedan convalidarse y obtener luz verde dos importantes planes para los municipios que suman 2.352.832 euros. 
 
Uno de ellos es el PIMED (Plan de Inversiones en Municipios con Especiales Dificultades territoriales o singulares afecciones debido a infraestructuras de interés general), que ha sido solicitado por 29 municipios y que debe repartir 1.351.866,66 euros. Se convocó el 24 de febrero y aunque su tramitación quedó en suspenso durante el estado de alarma, la presentación de solicitudes se reanudó el 2 de junio. En el caso del Plan de Barrios Rurales, se publicó el 31 de marzo y, debido a la Covid, el plazo de presentación de solicitudes fue del 1 de junio al 19 de junio, y debe destinar 999.965,92 euros para actuaciones en 40 barrios de 25 municipios. 
 
Detrás de estos problemas, que repercuten directamente en decenas de ayuntamientos y en sus ciudadanos, está la ya enquistada falta de personal del departamento de Nuevas Tecnologías de la DPZ, encargado de dar apoyo técnico y soporte remoto a los municipios, ya que la administración electrónica se ha implantado en todas las instituciones. De hecho, también se ha detectado que los ayuntamientos están teniendo problemas para gestionar expedientes, solicitar ayudas y subvenciones o enviar correos electrónicos, lo que termina por repercutir en el servicio que se da a los ciudadanos. Los trabajadores del servicio tampoco pueden desarrollar su trabajo de forma eficaz. 
 
“Algunos ayuntamientos se han visto obligados a volver a presentar la documentación por registro general presencial ya que no han podido hacerlo por medios telemáticos”, denuncia el portavoz del PP en DPZ, Francisco Artajona.  En este momento quedan por cubrir 10 plazas del servicio, y “es urgente que se complete la plantilla cuanto antes y en su totalidad, ya que están bajo mínimos”, añade el portavoz. Esto debería ir acompañado de una RPT que estime cuántos puestos son necesarios y con qué competencias. 
 
Otro fallo a la hora de gestionar los medios se ha visto porque a pesar de que se hizo una inversión de más de 400.000 euros en escritorios virtuales, el servicio de recaudación de la institución no puede utilizarlos. Este servicio está físicamente fuera de las dependencias de la plaza de España y allí no tienen fibra, con lo que si los trabajadores tuvieran que teletrabajar, no sería posible. 
 
El presidente, el socialista Juan Antonio Sánchez Quero, fue diputado de Nuevas Tecnologías en la DPZ (puesto que no ha vuelto a cubrirse) y siempre ha defendido la necesidad de que la institución provincial eliminase la brecha digital como forma eficaz de luchar contra la despoblación.