Crisis en la hostelería

El Partido Popular presenta un ‘plan real’ de rescate a la hostelería


El portavoz de Comercio y Turismo, Juan Carlos Gracia, plantea ampliar los fondos hasta los 38 millones, ampliar horarios, aforos y beneficios fiscales para recuperar la actividad del sector   
Más de 8.000 establecimientos, 30.000 empleos y 3.000 millones de negocio en riesgo ante la falta de respuestas efectivas de los Gobiernos de España y de Aragón

23/11/2020 - Cortes de Aragón
El Partido Popular presenta un ‘plan real’ de rescate a la hostelería    title=
Zaragoza, 23 de noviembre de 2020.- El reciente y único plan para la reactivación de la hostelería del Gobierno de Aragón ha merecido amplias críticas del sector por su escaso presupuesto y la excesiva demora en su puesta en marcha ha provocado la respuesta del Partido Popular a través de un modelo alternativo para favorecer a autónomos, pymes y empleados, los principales damnificados de las limitaciones impuestas por los gobiernos para controlar la expansión del coronavirus.
 
Las líneas maestras del ‘plan real’ del Partido Popular para recuperar la hostelería aragonesa consisten en una dotación presupuestaria mayor hasta alcanzar los 38 millones de euros, la ampliación de los aforos del 50% del total, nuevos horarios de cierre menos exigentes, mantenimiento de los ERTE durante el año 2021, un IVA reducido y aplazamiento o exoneración en el pago de determinados impuestos son algunas de las propuestas registradas por el portavoz a Comercio y Turismo del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Juan Carlos Gracia, para su debate en un próximo pleno del Parlamento autonómico. “Este plan que hemos realizado es un plan real. No es uno de esos planes que se saca el Gobierno de Aragón para poner una tirita. Este es un plan lleno de medidas, lleno de propuestas que han sido realizadas por el propio sector y, por lo tanto, es un plan que ataca directamente a los problemas que tiene actualmente el sector de la hostelería. Porque insisto, la situación es dramática”, afirmó el diputado.
 
Las cifras en la comunidad autónoma que debieran haber provocado un mayor interés de los Gobiernos de España y de Aragón describen un sector con 8.000 establecimientos en su mayoría cercanos a la situación de quiebra o de extrema dificultad, de los que dependen más de 30.000 empleos y una creación anual de riqueza superior a los 3.000 millones de euros “por lo que podemos decir que la hostelería en Aragón es una de las actividades más importantes para la economía y también para el empleo” advirtió Gracia, que criticó al Ejecutivo aragonés por “anunciar un plan de rescate para el sector de la hostelería que los propios hosteleros han calificado como ridículo. El Gobierno de Aragón ha puesto una tirita a una hemorragia mortal para la hostelería y miles de personas cuyos ingresos dependen de este sector están en riesgo”. Pero además lamentó la nula disposición de la Administración autonómica “para sentarse con el sector y escuchar sus problemas”, al tiempo que criticó que el Gobierno haya procedido al cierre de los establecimientos hosteleros y a limitar severamente su actividad “como medida para frenar la pandemia” sin la existencia de un informe técnico.
 
PROPUESTAS REALES
 
Lejos de la ambigüedad el portavoz de Comercio y Turismo del Partido Popular presentó doce puntos acordados con diferentes organizaciones representativas del sector de la hostelería con medidas dirigidas a los Gobiernos de España y de Aragón. Entre los de mayor impacto por su inmediatez y rotundidad enumeró el pago de entre 4.000 y 11.000 euros a fondo perdido de los gastos fijos de autónomos y pymes a través de una partida dotada con 38 millones de euros, la ampliación de los aforos y horarios actuales, la extensión de los ERTE y de las ayudas por cese de actividad durante todo el año 2021 así como la aplicación de una tarifa plana de 50 euros para el mismo periodo, la exención del 100% de las cuotas de la Seguridad Social de los trabajadores afectados y de tasas estatales y autonómicas, el aplazamiento por un año del pago de impuestos, la disponibilidad de créditos ICO para el sector y, finalmente, la creación formal de una mesa de dialogo entre los departamentos de Industria y Sanidad y el sector de la hostelería para acodar las condiciones de apertura respecto a aforos y horarios.
 
UN SECTOR ABOCADO A LA CRISIS DESDE HACE OCHO MESES
 
Tal y como recordó Juan Carlos Gracia la crisis que afecta al sector comenzó el mismo día que se activó el estado de alarma, “la hostelería lleva prácticamente ocho meses sin ingresos, ocho meses con dificultades para trabajar por las restricciones de aforos, ocho meses que ven como un restaurante puede abrir al 50% y otro restaurante no puede abrir dependiendo de donde esté, o tampoco se pueden ocupar las mesas del interior de un bar al 50%, ocho meses en los que los bares que no tienen terraza, que son muchos, están prácticamente en quiebra”. 
 
Frente a esta profunda crisis llamó la atención sobre la reacción prácticamente inexistente del Gobierno de España y la “más que tardía y escasa” del autonómico, por lo que aprovechó la visita a Aragón de la ministra de Industria, Comercio y Turismo para reclamar a las administraciones “respuestas urgentes, concretas y presupuesto suficiente”.